Ven que los ataques a la institucionalidad no son recientes y que el último emergió de “las entrañas del Gobierno”

Democracia

|

|

Mery Vaca

Gloria Ardaya y Mila Reynolds expusieron sus puntos de vista en el programa Sumando Voces en Directo.

El ataque a la institucionalidad democrática no es reciente, sino que se viene dando de manera sistemática en los últimos años, de acuerdo al Informe de Situación 2023 que fue comentado por la directora de UNITAS, Mila Reynolds, en el programa Sumando Voces en Directo de este jueves. En el mismo programa, la socióloga y luchadora por la democracia, Gloria Ardaya, aseguró que el más reciente ataque a la institucionalidad provino de “las entrañas del Gobierno”, refiriéndose a la toma militar de la plaza Murillo, ocurrida el 26 de junio.

Ardaya dijo haber sentido risa cuando vio la operación militar liderada por el excomandante del Ejército, Juan José Zúñiga, porque, según dijo, se trató de “una comedia trágica”.

Mientras que Mila Reynols comentó sobre “la gran sensación de incertidumbre” que se extendió entre los bolivianos aquella tarde, cuando muchos salieron a comprar víveres, combustibles o a sacar dinero de los cajeros.

El miércoles pasado, Zúñiga desplazó militares a la Plaza Murillo y usando una tanqueta forzó la puerta del Palacio Quemado intentado ingresar. Sin embargo, luego de ser increpado por el presidente Luis Arce se marchó y sus soldados también se replegaron cuando fue posesionado un nuevo comandante. Zúñiga ahora se encuentra detenido, junto a otra veintena de militares involucrados en esa acción.

“Este nuevo ataque interno emerge desde las entrañas del Gobierno hacia la institucionalidad democrática”, dijo Gloria Ardaya, para luego señalar que “el comandante Zúñiga es fruto de esa profunda desinstitucionalización que hay en el país desde hace más de 20 años”.

 “Este debilitamiento de la institucionalidad democrática no es algo reciente, ya en los últimos tres informes de manera recurrente se han estado mandando alertas sobre esta situación en el país y obviamente eso hace que la credibilidad en las instituciones se vaya deteriorando”, enfatizó Reynolds.

El Informe de Situación de 2020 registró 70 casos de vulneración a la institucionalidad democrática; el de 2021, 62 casos; el de 2022, 199 casos; y el de 2023, 379 casos, lo que representa un incremento del 90% en comparación al año anterior.

Ardaya valora el Informe como “importante”, aunque también lo califica de “generoso” porque dice que hay muchas vulneraciones en el país que no son registradas en las instituciones y que, por el contrario, permanecen ocultas ya sea por temor o por falta de credibilidad en el sistema.

La socióloga retrocede en el tiempo para hablar de otras graves vulneraciones que vienen de antes, como la tercera postulación de Evo Morales a la Presidencia en 2014 y el intento fallido del año 2019, cuando tuvo que renunciar a la Presidencia acusado de fraude electoral.

Reynolds explica que el informe se hace cada año y que contempla los hechos del período anual, pero coincide en que la vulneración viene de hace años.

Y, ¿quiénes son los vulneradores? Según el informe de Situación, los gobernantes y sus funcionarios porque, a decir de Ardaya, “no gobiernan para la mayoría del país, sino para una parte, para sus partidarios”.

Reynolds enfatiza que esta sistemática vulneración a los derechos pone en riesgo el ejercicio efectivo de los derechos; la separación, independencia y el equilibrio de poderes; la libertad de expresión; la pluralidad, entre otros principios y derechos. En ese marco, citó como un ejemplo de esta situación, la autoprórroga de mandato de los magistrados de las altas cortes de país y la vulneración de la presunción de inocencia con la constante exposición de los acusados ante los medios de comunicación, pese a que no tienen sentencia.

Consecuencias de la toma militar

Según Ardaya, tras la toma militar del miércoles pasado, la imagen internacional del país quedó por los suelos porque es “increíble que desde el mismo Gobierno se atente contra la democracia”. Este punto de vista coincide con la reciente posición del Gobierno argentino de Javier Milei, que calificó de “falsa” la denuncia de golpe de Estado, sin embargo, otros países apoyaron al gobierno de Arce, pero sobre todo repudiaron el atentado a la democracia.

Otra de las consecuencias, a decir de Ardaya, es que se acentuará la conflictividad “por la ausencia de credibilidad del Gobierno”, al que califica como “una ineptocracia”.

Frente a esta realidad, Ardaya insta a la sociedad a perder el miedo y empezar a organizarse para defender sus derechos. “La organización es un medio y nuestro fin es recuperar la democracia, volverla a dotar de contenido y no nos olvidemos que tenemos la oportunidad de hacerlo en 2025, año del bicentenario de la conformación de nuestra República. Somos corresponsables de lo que pasa en nuestro país y yo creo que ya es hora de que tomemos el destino de Bolivia en nuestras manos porque es nuestro país aquí nacimos y aquí vamos a morir”, concluyó.

Reynolds agrega que existe una responsabilidad de la sociedad civil para seguir denunciando las vulneraciones a los derechos y seguir promoviendo acciones para la defensa de la democracia.

Puedes ver el programa completo aquí:

También te puede interesar:

Comparte:

Noticias

más leídas

Ciudadanía cumple 20 años trabajando por una sociedad activa y responsable

Tras recibir la denuncia del Ayllu Puñaca, la CIDH pide al Estado planes y plazos concretos contra la contaminación minera

El caso de la contaminación minera del ayllu Puñaca llega este lunes a la CIDH

El encuentro político del TSE se convierte en un cuadrilátero en el que evistas y arcistas miden fuerzas

Con Hamdan detenido y Lema acusado penalmente, advierten que recrudece la persecución política

Judiciales paralizadas: Sala de Beni multa con Bs 5.000 a legislasdores, con la advertencia de congelarles sus cuentas

Binomio paritario, cuotas para jóvenes y debates obligatorios, las propuestas de la sociedad civil entregadas al encuentro partidario

El encuentro partidario acuerda dar prioridad a las judiciales y pedir a la Asamblea la suspensión de las primarias