Proyecto de «Ley Bukele» empodera a los policías y prevé sentencias exprés incluso con grabaciones

Derechos Humanos

|

|

Mery Vaca

Carteles exhibidos durante la presentación del proyecto Lo ajeno no se toca. Foto: X de Eduardo Del Castillo.

El proyecto de Ley “lo ajeno no se toca”, presentado por el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, empodera a los policías y prevé sentencias exprés, dictadas en el plazo de 48 horas, incluso con testimonios de personas particulares o de policías y con imágenes o grabaciones que serán consideradas “plena prueba”, sin que medien formalidades en la audiencia.

El proyecto establece que se sentenciará con siete años de cárcel sin derecho a indulto a los ladrones siempre que concurran al menos dos de los siguientes casos: Que sean encontrados en flagrancia, ya sea por personas particulares o por policías; que sean identificados mediante imágenes y/o grabaciones; que sean identificados por testigos o por entrevista policial.

“Las imágenes y grabaciones entregadas u obtenidas por la Policía Boliviana serán plena prueba, sin el cumplimiento de alguna formalidad para consideración en la audiencia”, señala el artículo V, numeral c.

El proyecto, además, aumenta el poder de los policías porque la palabra de ellos será determinante para sentenciar a una persona. Incluso, los policías podrán pedir la reserva de su identidad y datos personales cuando testifiquen.

“Cuando las y los servidores públicos policiales que intervinieron en el hecho y en la investigación sean convocados para prestar su declaración, podrán solicitar a la o el juez de sentencia la reserva de su identidad y datos personales”, señala el documento, al que accedió Sumando Voces.

Además, el procedimiento establece que “la o el investigador (que también es un policía) asignado al caso deberá elaborar un informe respecto a todos los elementos colectados recomendando la aplicación del procedimiento sumarísimo especial para el delito de apoderamiento flagrante de cosa ajena, la emisión de la acusación formal y la solicitud de detención preventiva adjuntando antecedentes y objetos secuestrados”.

Luego intervendrá el fiscal para emitir una acusación, no así una imputación, en el plazo de 24 horas y en las siguientes 24 horas el juez dictará la sentencia.

¿Ley Bukele?

El proyecto se conoce como “Ley Bukele” porque durante el acto de presentación, encabezado por el presidente Luis Arce, varias personas portaban carteles similares entre sí que decían “Ley Bukele”, en alusión al presidente de El Salvador, Nayib Bukele, que en pocos meses encarceló a más de 60 mil personas, acusadas de ser miembros de las pandillas de su país. La medida ha bajado la delincuencia, pero ha sido cuestionada por organismos internacionales por la vulneración de derechos humanos, el debido proceso y el Estado de derecho.

En el caso de Bolivia, la propuesta de Del Castillo también ha generado reacciones. Por ejemplo, el abogado constitucionalista Arturo Yañez calificó la medida como “simple populismo penal” que intenta replicar la vieja fórmula de “incrementar penas y rebajar garantías para vender al soberano el espejito de color de mayor seguridad ciudadana”, pero que, en su criterio, “jamás ha dado ese resultado prometido de mayor seguridad ciudadana o algo parecido”.

“El pretender fundar el juicio penal en un simple informe policial (que podría ir con videos, etc.) saltándose con garrocha la fase preparatoria del juicio (por eso se llama así, pues) me recuerda a los peores tiempos de la Ley 1008, en los que la acusación con la complicidad de malos jueces confundía supinamente la prueba “preconstituida” con la plena, como si estuviéramos ante pruebas tasadas que no se basan en el raciocinio del juez, sino en la receta previa ordenada por el legislador”, señala Yañez en su columna publicada este lunes en el diario Correo del Sur.

Por su parte, el abogado especialista en derechos humanos, Franco Albarracín, señaló que se trata de “una propuesta que vulnera el debido proceso y el principio de inocencia”. El especialista escribió en su cuenta X que Del Castillo “parece ignorar la Constitución y todos los tratados internacionales en materia de DDHH. Esta normativa parece diseñada claramente para intensificar la persecución política”.

La criminóloga Gabriela Reyes calificó de “muy peligroso” que el Ministro de Gobierno quiera parecerse a Bukele y reparó en el hecho de que los carteles, durante el acto de presentación, hayan sido hechos por una misma entidad (el Ministerio de Gobierno) porque tenían el mismo tamaño y la misma letra.

Por otro lado, los especialistas observan que el proyecto pretenda crear un nuevo tipo penal, llamado apoderamiento flagrante de cosa ajena, cuando ese delito ya está tipificado en el Código Penal con sus diferentes variantes.

Acto de presentación del proyecto Lo ajeno no se toca. Foto: X de Eduardo Del Castillo.

El proyecto

El proyecto indica que “será sancionado con pena de presidio de siete (7) años, sin derecho a indulto, el que ilegítimamente se apoderare, sustrajere o tomare, semoviente (animales), valores o minerales, objeto, cosa, mueble, sujeto o no a registro, mediante descuido, violencia, intimidación, uso de armas u otros medios, o de cualquier forma de apropiarse de cosa ajena”.

La pena se agravará en dos años en caso de reincidencia o si la situación migratoria del autor es irregular.

La parte considerativa del proyecto justifica su existencia indicando que el Observatorio Boliviano de Seguridad Ciudadana y Lucha contra las Drogas estableció que en 2021 hubo 18.143 denuncias de robo y sus variantes; el 2022 la cifra subió a 20.406; y el año 2023 otra vez se incrementó, esta vez a 21.330 casos.

Sin embargo, señala que sólo el 2,7% de las denuncias llegan a la sentencia condenatoria y que la gran mayoría de los acusados luego obtiene su libertad. El proyecto por eso prevé que la sentencia será sin derecho a indulto.

También señala que más del 87% de los casos de delitos contra la propiedad no se denuncian, constituyendo a las llamadas “cifras negras” de este delito.

El día de la presentación del proyecto, Del Castillo justificó el mismo indicando que permitirá tener una Bolivia más segura. “Esta iniciativa legislativa denominada “Lo Ajeno No Se Toca” es originada debido a que el pueblo boliviano está cansado de los delincuentes que cometen delitos contra la propiedad constantemente, y entran y salen de las cárceles como si fuera su casa”, escribió en su cuenta X.

También te puede interesar:

Comparte:

Noticias

más leídas

Proyecto de Acceso a la Información prevé obligar a funcionarios a dar información en 15 días o pueden ser destituidos de sus cargos

Por cada tonelada de oro extraído se utilizan al menos tres toneladas de mercurio

Proyecto de «Ley Bukele» empodera a los policías y prevé sentencias exprés incluso con grabaciones

Un grupo de activistas ambientales en Ixiamas trabaja contra la destrucción de la Amazonía

Policías impiden acceso a la información y agreden a dos periodistas y un camarógrafo en Santa Cruz

Proyecto de Ley contra la Tortura plantea crear un Plan Nacional para articular acciones y controles

La minería contamina con mercurio a los indígenas amazónicos y con arsénico, plomo y cadmio a los de tierras altas

Asociaciones de periodistas repudian censura previa y amedrentamiento a TVU Pando