FOSPA 2024: emerge una cruzada en varios países por el reconocimiento de los ríos como sujetos de derechos

Desarrollo

|

|

Yenny Escalante

Las mujeres lideraron la lucha por el reconocimiento del río Marañón en Perú. Foto: Miguel Araoz Cartagena

En el marco del evento FOSPA 2024, defensores de la naturaleza de diversos países se congregaron virtualmente en el webinar titulado “La lucha por reconocer los ríos, la Amazonía y la naturaleza como sujetos de derechos”. Esta reunión sirvió como plataforma para compartir experiencias y estrategias en la defensa de los recursos naturales, destacando la importancia de reconocer a los ríos y la Amazonía como entidades con derechos propios.

Uno de los testimonios fue de Iremar Ferreira, un activista brasileño defensor de los ríos, quien narró la lucha por el reconocimiento del río Laje como sujeto de derechos en la cuenca del río Madeira, resaltando la necesidad de proteger no solo el medio ambiente, sino también la vida integral en una región amazónica amenazada por grandes proyectos de infraestructura.

La Articulación Nacional por los Derechos de la Naturaleza, inspirada por el trabajo de Defensores de los Ríos de ese país, difundió la Declaración Universal de los Derechos de los Ríos e inició una importante campaña en defensa de los afluentes. Para ello recurrieron al apoyo de diversos sectores, incluyendo zafreros, ribereños, pescadores y militantes sociales, todos unidos en su compromiso por detener los impactos negativos en los ecosistemas acuáticos. Esta iniciativa fue impulsada por Misereor y no sólo implicó a Brasil, sino también a Bolivia.

Iremar Ferreira, defensor de los ríos en Brasil. Captura de pantalla del webinar.

En 2001 iniciaron las acciones y en 2023 el Concejo Municipal de Guajará-Mirim, Roraima, declaró al Río Laje como sujeto de derechos. La ley establece la necesidad de preservar su caudal natural para garantizar la salud del ecosistema, permitir nutrir y ser nutrido, así como mantener condiciones fisicoquímicas adecuadas para su equilibrio ecológico.

¿Cómo lo lograron? Ferreira cuenta que «fue un proceso de articulación. Hicimos un debate con los consejeros (de la región), juntamente con los representantes de la comunidad, sin que despierte la atención de los soyeros», relata. Así, avanzaron de forma sigilosa y lograron encontrar la esencia del río Lage, la cual está relacionada con los espíritus de los ancestros que habitan debajo del agua, y la importancia que significa el recurso hídrico para la alimentación y la vida de los seres vivos.

«No hablamos de lo que queríamos enfrentar, o sea, el modelo que estaba destruyendo (el hábitat), sino que hablamos de defender un sentido mayor, a partir del río, del agua y la defensa integral, y con ese discurso colectivo logramos defender el río», acotó.

Mirtha Villanueva, junto con otros defensores del río Cajamarca en Perú, ha estado monitoreando la calidad de los ríos en la cordillera de los Andes, enfrentando la contaminación provocada por empresas mineras formales e informales.

Los defensores de derechos formaron comités de vigilancia ambiental y buscan el reconocimiento del Estado, sin embargo, éste ha mostrado resistencia, por lo que ahora trabajan para hacer incidencia en los gobiernos locales, para que sean quienes reconozcan los derechos de los ríos.

En Colombia, Mercedes Mejía destaca la importancia de hablar sobre los “ríos aéreos” y el impacto de las hidroeléctricas en la Amazonía.

Mercedes Mejía, defensora de los derechos de los ríos en Colombia.

En Perú, Mariluz Canaquiri Murayari, presidenta de la Federación de Mujeres Indígenas Kukama Huaynakana Kamatahuara Kana, cuenta cómo, con mucho esfuerzo, se logró que el río Marañón sea reconocido como sujeto de derechos.

En un caso emblemático para el sector ambiental, el Juzgado Mixto-Nauta, en la región Loreto, declaró al río Marañón y sus afluentes como sujetos de derechos [Expediente 00010-2022-0-1901]. La sentencia se emitió el 8 de marzo de 2024.

En Brasil, Edilberto Moura lidera la defensa del río Tapajós contra la minería ilegal y la deforestación, mientras que en Colombia, Mercedes Mejía destaca la importancia de proteger los «ríos aéreos» y lucha por el reconocimiento de los derechos de los ríos en la Amazonía.

El aporte de Germán Niño resalta la importancia de las iniciativas presentadas en el FOSPA 2024 y refleja el compromiso del foro en abordar temas cruciales como las economías sostenibles.

En conjunto, estos defensores de la naturaleza están impulsando un movimiento global para reconocer a los ríos, la Amazonía y la naturaleza en su conjunto como sujetos de derechos, promoviendo la protección integral de los recursos naturales para las generaciones venideras.

También le puede interesar:

Comparte:

Noticias

más leídas

Proyecto de Acceso a la Información prevé obligar a funcionarios a dar información en 15 días o pueden ser destituidos de sus cargos

Por cada tonelada de oro extraído se utilizan al menos tres toneladas de mercurio

Proyecto de «Ley Bukele» empodera a los policías y prevé sentencias exprés incluso con grabaciones

Un grupo de activistas ambientales en Ixiamas trabaja contra la destrucción de la Amazonía

Policías impiden acceso a la información y agreden a dos periodistas y un camarógrafo en Santa Cruz

Rumbo al FOSPA: Indígenas piden titulación de tierras para proteger el 80% de la Amazonía hasta 2025

En el quinto día de bloqueo, más comunidades se suman a la medida en defensa de Tariquía

CEDLA: Potencial de producción de cocaína subió hasta 140 t según la UNODC y hasta 312 t según EEUU