Esteban Miranda, del TSJ, segundo magistrado que renuncia a su cargo

Democracia

|

|

Mery Vaca

Esteban Miranda, magistrado renunciante, en medio de la crisis por la autoprórroga.

Brújula Digital

Esteban Miranda renunció a su cargo de magistrado en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) a través de una carta que presentó al presidente de la institución. Miranda se alejó del cargo en medio de pedidos de nuevas elecciones judiciales por parte de militantes de Evo Morales.

Miranda es la segunda autoridad en dejar el cargo en una semana, ya que su gestión vencía el pasado 31 de diciembre, pero por efecto de una disposición emitida por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) se prorrogó su gestión hasta que se convoquen a nuevas elecciones judiciales.

El ahora exmagistrado no asistió al acto de presentación de informe del nuevo presidente del ente Marco Ernesto Jaimes.

El pasado 3 de enero, el magistrado del TCP, Carlos Alberto Calderón, renunció a su cargo argumentando que la prórroga fue malentendida y tergiversada” por los diversos actores de la sociedad.

El diputado de Comunidad Ciudadana, Marcelo Pedrazas confirmó la renuncia de Miranda: “Como la anunciamos días atrás, la pugna por la presidencia del Tribunal Supremo suma una nueva renuncia, se trata de Esteban Miranda magistrado por Cochabamba”.

Comparte:

Noticias

más leídas

Claves de los 19 contratos mineros: Ninguno presentó estudio ambiental y anticipan que usarán mercurio y explosivos

Trabajadores de aseo de Quillacollo mantienen vigilia por sus derechos y aguardan audiencia con el alcalde y el Ministerio de Trabajo

Los mortales y el nuevo «mesías»

Confirman que los restos óseos encontrados son de Singry y develan pistas de presunto feminicidio de Odalys

Elegir jueces: no, México, no

TCP autoprorrogado declara nulos todos los actos legislativos de la 7ma sesión convocada por Andrónico

Choquehuanca no logra controlar la Asamblea y la suspende sin conformar comisión para el receso

“Aplazados en transparencia presupuestaria”: Estos son los cinco documentos a los que la gente no tuvo acceso