Envían a la cárcel al activista Hamdan, cuya acusación se basa en una reunión que sostuvo con Zúñiga

Derechos Humanos

|

|

Sumando Voces

Hamdan fue presentado a los medios por el ministro de Gobierno, pese a que en Bolivia rige la presunción de inocencia. Foto: ANF

Con datos de ANF

El juez quinto de Instrucción Penal determinó la detención preventiva del activista por los derechos humanos, Fernando Hamdan, en la cárcel de San Pedro, por seis meses, tras acusarlo de haber estado implicado en la toma militar de plaza Murillo. 

“Por tanto, el suscrito juez sin ingresar en más consideraciones, dispone que el ciudadano Fernando Hamdan Calancha preste detención preventiva por el periodo de seis meses en el centro penitenciario de la cárcel de San Pedro”, dictaminó el juez. 

Sin embargo, la resolución de imputación que presentó el Ministerio Público, no especificó la supuesta participación de Hamdan en la toma militar de plaza Murillo, pero sí lo implicó por sostener una reunión con el excomandante del Ejército, Juan José Zúñiga y por hacer alusión a que tuvieran “un pacto”.  

“Asimismo, refiere que ese día, en la habitación Nº 17 del hotel se reunieron el mayor Iriarte, el señor Fernando Hamdan y el general Zúñiga, reunión previamente planificada. El mayor Sanjinés también estaría dentro del hotel debido a que refiere que el general Zúñiga, el mayor Iriarte y el mayor Sanjinés se retiraron tipo 9 a 10 de la noche, se dan la mano y un abrazo e indica escuchar textualmente… ‘tenemos un pacto’. Refiere además de manera textual que el mayor Miguel Iriarte le ordenó expresamente, el día 24 a horas 19.30, que no debía existir ningún registro del señor Fernando en el cartapacio de registro”, señala la imputación a la que accedió la ANF. 

Hamdan, quien preside una organización de la sociedad civil denominada Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos Para el Desarrollo de las Américas (CIDHPDA). 

El Ministerio Público presentó una imputación en contra del activista por los delitos de terrorismo y alzamiento armado, porque presuntamente fue parte de los que organizaron la revuelta militar del pasado 26 de junio. 

Las declaraciones de tres militares y un civil implicaron al activista en este caso. Los uniformados afirmaron que Hamdan se reunió el lunes 24 de junio con el excomandante del Ejército, Juan José Zúñiga, en el hotel “Don Nelo”, de La Paz, donde supuestamente sellaron un pacto, pero no se detallaron más elementos.

Durante la audiencia, el fiscal del caso describió los elementos que supuestamente vinculan al activista con la asonada militar; sin embargo, ninguna de las declaraciones establece de forma específica ni detallada cuál fue su participación.

Incluso, el fiscal dijo que Hamdan habría ofrecido apoyo de la Embajada de Estados Unidos, de Israel y otros organismos. Sin embrago, más temprano, el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, afirmó que no existían pruebas que certifiquen esa aseveración.  

“El señor Fernando Hamdan, no tenemos conocimiento, a ciencia cierta, un elemento de convicción que demuestre que hubiese existido apoyo de financiamiento económico, pero sí iba a existir un apoyo político de ciertos sectores de la sociedad”, señaló.

Luego que el juez emitió el dictamen, el abogado del Ministerio de Gobierno solicitó al juez que modifique la valoración de los riesgos procesales con relación al tema del trabajo, ya que la CIDHPDA no estaría legalmente establecida en el país, por tanto, Hamdan no cuenta con un trabajo lícito.

“Como se ha afirmado, la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos para el Desarrollo de las Américas no tiene una representación licita en nuestro país, por lo tanto la actividad que ejerce es de manera ilícita y por ende carece de un domicilio laboral en el cual puede ser habido el imputado”, señaló el jurista.

Al respecto, el juez detalló que esa organización de derechos humanos cuenta con el registro del Ministerio de Relaciones Exteriores y donde se pone a conocimiento que Hamdan forma parte de esa delegación. 

Es «una charada»

Hamdan niega todas las acusaciones. Cuando fue presentado a los medios,  calificó la historia del intento de golpe como una charada, que según el diccionario, es un pasatiempo consistente en adivinar una palabra a partir de alguna pista sobre su significado. También dijo que se trata de un teatro.

Hamdan justificó su reunión con Zúñiga indicando que buscaba colaborar con los detenidos militares. “No tengo poder para articular un golpe de Estado”, dijo.

“Hablé y me reuní por los presos políticos, por garantías que él pedía porque se sentía amenazado por el ministro de Defensa y por la tensión dentro del gabinete presidencial”, agregó.

También te puede interesar:

Comparte:

Noticias

más leídas

Ciudadanía cumple 20 años trabajando por una sociedad activa y responsable

Tras recibir la denuncia del Ayllu Puñaca, la CIDH pide al Estado planes y plazos concretos contra la contaminación minera

El caso de la contaminación minera del ayllu Puñaca llega este lunes a la CIDH

El encuentro político del TSE se convierte en un cuadrilátero en el que evistas y arcistas miden fuerzas

Con Hamdan detenido y Lema acusado penalmente, advierten que recrudece la persecución política

En La Paz se registran 400 casos de biocidio y tráfico de animales, pero solo 50 tienen sentencia

Esperan para este jueves la liberación de Virginia, la uruguaya encarcelada desde marzo por portar 7 gramos de marihuana para el consumo

Palos Blancos y Alto Beni entregan sus mapas a la AJAM para que garantice territorios libres de minería