¿Dónde están Odalys y Singry?: El misterio de dos mujeres desaparecidas, cuyas historias estremecen a La Paz y Tarija

Derechos Humanos

|

|

Yenny Escalante

La inquietud e incertidumbre se ciernen sobre La Paz y Tarija porque dos mujeres -Odalys y Singry- desaparecieron sin dejar rastro. En el caso de Odalys, la Policía y bomberos buscan su cuerpo en la espesura de Los Yungas de La Paz, porque presumen que fue asesinada; mientras que de Singry no se sabe nada, pese a que desapareció hace dos meses en Tarija, mientras que su hija, una joven con discapacidad de 20 años, aguarda su regreso.

Estos son tan sólo dos casos de los muchos otros, de mujeres que desaparecen misteriosamente dejando a sus familiares sumidos en el dolor y la incertidumbre, pero sin perder la esperanza de encontrarlas con vida.

Según un informe de la Fundación Construir, cada día desaparecen ocho niñas, niños, adolescentes y mujeres jóvenes.

Sólo en La Paz, los últimos tres años, es decir, desde el 2021 al 2023, desaparecieron 1.120 personas, de las cuales, más del 50% son mujeres, de acuerdo a la información brindada por el responsable del Observatorio Municipal de Seguridad Ciudadana, Hermógenes Carrillo, quien basó su información en datos de la Alerta Gris de la Secretaría de Movilidad y Seguridad Ciudadana (SMMSC) de la Alcaldía de La Paz.

Odalys Ivannia Vaquiata Quispe

Odalys, de 28 años de edad, desapareció el 30 de marzo de este 2024 luego de tener una discusión con su pareja, quien fue la última persona que la vio. Según la versión del hombre, ella bajó del auto a la altura de Yolosita, en Los Yungas, y, desde entonces, no la volvió a ver. Sin embargo, según la Policía, él tuvo varias contradicciones en su testimonio, por lo que fue aprehendido.

Odalys tiene un niño que pronto cumplirá cuatro años, que pregunta todos los días por ella. Su madre no deja de llorar y espera reencontrarse con su única hija.

«Mi hija, no sé si come, si está botada, si está muerta, por eso le he pedido al señor ministro, a la justicia, que me ayuden a encontrar a mi hija (…) Mi agonía es tremenda. (Joel), el enamorado de mi hija ha destruido, ha roto mi alma, a mi familia, mi esposo está a punto de entrar en coma, mi nieto está preguntando de su mamá, yo solamente tengo una hija y yo no puedo aguantar», dijo entre lágrimas la madre de Odalys.

El exesposo de Odalys, Sadrak Quiroz, refirió que ella siempre fue una persona muy amble y responsable con su hijo, lo que le hace dudar de la versión de la actual pareja de Odalys. «Odalys es una persona muy amable (…) una mamá muy responsable, dejaba muchas cosas por su hijo, y eso me consta como papá», dijo en entrevista con Al Día. Agregó que no le parece razonable que deje sus cosas en el vehículo de su pareja y desaparezca, por lo que le parece fuera de lugar y extraño.

El fin de semana, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, manifestó que están buscando el cadáver de Odalys. “Evidentemente nos falta el elemento contundente que es la prueba material de los hechos, lamentablemente estamos considerando que en las próximas horas podríamos encontrar el cadáver de Odalys, ya tenemos un área determinada donde va a empezar a trabajar la policía”, manifestó en conferencia de prensa.  

Singry Anabel Paco Valdez

Singry tiene 42 años de edad y desapareció en Tarija el 12 de febrero de este año. Su búsqueda aún no cesa e incluso generó la preocupación de instituciones públicas como la Alcaldía y la Defensoría del Pueblo, y la movilización de organizaciones sociales y ciudadanos que marcharon por las calles de la capital chapaca para exigir a la Fiscalía que resuelva el caso.

La hermana de Singry informó a la prensa que desde el 5 de marzo la Fiscalía puso el caso en reserva y que ni siquiera a la familia brindan información de los avances del proceso.

Singry es farmacéutica y estudiaba Derecho, es madre de una joven de 20 años, quien tiene discapacidad intelectual. Singry salió de su domicilio en su motocicleta rumbo a un concierto musical, tras el evento se dirigió a la discoteca «El Pariente», junto con su amiga y su expareja, Marcelo. En su momento, la familia acudió al lugar para pedir los videos de las cámaras de seguridad, sin embargo, la respuesta fue que las imágenes se borran luego de cinco días, por lo que esa evidencia se vio truncada.

La búsqueda continúa porque la familia y amigos no pierden la esperanza de encontrar a Singry con vida.

Así como estas dos mujeres, otras tantas desaparecen en el país, dejando dolor y angustia en sus madres, padres, hermanos, hijos y amistades.

En La Paz y Tarija, mientras la Policía, bomberos y Fiscalía continúan con la búsqueda, el clamor por justicia y el regreso seguro de Odalys y Singry sigue resonando en la voz de los familiares.

También le puede interesar:

Comparte:

Noticias

más leídas

Proyecto de Acceso a la Información prevé obligar a funcionarios a dar información en 15 días o pueden ser destituidos de sus cargos

Denuncian que tala de árboles en Ixiamas afecta suministro de agua de 60 familias

Por cada tonelada de oro extraído se utilizan al menos tres toneladas de mercurio

Proyecto de «Ley Bukele» empodera a los policías y prevé sentencias exprés incluso con grabaciones

Un grupo de activistas ambientales en Ixiamas trabaja contra la destrucción de la Amazonía

Proyecto de Ley contra la Tortura plantea crear un Plan Nacional para articular acciones y controles

La minería contamina con mercurio a los indígenas amazónicos y con arsénico, plomo y cadmio a los de tierras altas

Asociaciones de periodistas repudian censura previa y amedrentamiento a TVU Pando