Sede de DDHH: Carvajal revela el papel de Arce y le pide gestionar la devolución del inmueble

Sin categoría

|

|

Sumando Voces

Sumando Voces

La presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), Amparo Carvajal, reveló que el presidente Luis Arce tuvo un papel central en el levantamiento de su vigilia y, en ese marco, ahora le pide que le apoye para lograr la devolución del inmueble que fue tomado por un grupo afín al MAS y que, si bien fue desalojado, no fue entregado a Carvajal.

“Apelo a su apoyo con la misma predisposición con la que acepté dejar la vigilia a pedido suyo, para lograr la pronta y efectiva devolución de la Casa de los Derechos Humanos, cuyo inventario realizado por notario público, demuestra el mal comportamiento de quienes estuvieron bajo su “cuidado” durante el tiempo que duró su estadía luego de su toma violenta”, indica Carvajal en una carta enviada este lunes 14 de agosto al presidente Arce.

Luego de la toma violenta de la sede de Derechos Humanos, ocurrida el 2 de junio pasado, Carvajal se instaló en una vigilia que duró 51 días en las afueras del inmueble, 12 de los cuales permaneció en la terraza de la institución sin acceso a servicios básicos y soportando el frío invierno de La Paz.

La toma de la institución fue protagonizada por el grupo de Edgar Salazar, que se arroga la representatividad de la institución y que tiene afinidad con el oficialismo.

El 22 de julio, Carvajal levantó la vigilia luego de la mediación del cónsul de España en Bolivia, Guillermo Gil, quien la acompañó en su salida por la puerta principal de la institución, mientras que el grupo paralelo abandonó la sede por la parte trasera de la institución.

Hasta ahora no se sabía que la persona que había propiciado esa mediación era el presidente Luis Arce.

“Luego de haber realizado varias acciones en la vía judicial, el incumplimiento a la orden de un tribunal de garantías que ordenó se garanticen mis derechos y que Edgar Salazar, y su grupo, se abstengan de seguir hostigando y amedrentando a mi persona con tratos crueles, degradantes e inhumanos, y tras 51 días de vigilia en las puertas de la APDHB, acepté dar fin a esa medida de protesta en el marco de un acuerdo mediado por el cónsul de España en Bolivia con su persona”, señala Carvajal en su misiva enviada a Arce este lunes.

Carvajal también señala que, transcurridos 22 días desde el levantamiento de su vigilia, aún no ha podido ingresar a la Casa de los Derechos Humanos para reiniciar sus actividades. “Por el contrario, nuevamente existen manifestaciones públicas de quienes tomaron la casa el 2 de junio, con la amenaza de actuar como representantes legales y tomar posesión de la misma”, indica en la carta. 

Por eso, Carvajal pide a Arce que “interponga sus buenos oficios a fin de que el inmueble conocido como la “Casa de los Derechos Humanos”, transferido a título gratuito a la APDHB mediante la Ley N° 2416 de 11 de octubre de 2002, sea devuelto a sus propietarios legítimos para continuar desde allí nuestro trabajo en defensa de los derechos humanos de la población boliviana”.

Comparte:

Noticias

más leídas

Proyecto de Acceso a la Información prevé obligar a funcionarios a dar información en 15 días o pueden ser destituidos de sus cargos

Denuncian que tala de árboles en Ixiamas afecta suministro de agua de 60 familias

Por cada tonelada de oro extraído se utilizan al menos tres toneladas de mercurio

Proyecto de «Ley Bukele» empodera a los policías y prevé sentencias exprés incluso con grabaciones

Un grupo de activistas ambientales en Ixiamas trabaja contra la destrucción de la Amazonía

FENTRAB conmemora su XII aniversario con una marcha y a la expectativa de un acercamiento con el Gobierno

Intentaron detener operativo del Sernap contra minería ilegal en Parque Cotapata

Tras trifulca, Cámara Baja aprobó tres préstamos internacionales; oposición denuncia a «traidores»