Presión gubernamental y cambio de hábito de los lectores provocan crisis y cierre de medios

Sin categoría

|

|

Sumando Voces

Sumando Voces

La presión gubernamental y el cambio de hábito de los lectores están provocando una severa crisis en los medios de comunicación, que está poniendo en riesgo su viabilidad y, en algunos casos, está provocando su cierre, como ocurrió en junio con el periódico Página Siete y como sucedió recientemente con al menos tres radios de Los Yungas, entre ellas la combativa FM Bolivia, que defiende la posición de los cocaleros de aquella región.

Según un reporte de la Asociación Nacional de la Prensa (ANP), la Autoridad de Telecomunicaciones (ATT) retiró la licencia a radio FMBolivia con el argumento de que estaba operando más allá de Chulumani, aunque la radio indica que no es su responsabilidad que otras emisoras hayan tomado su señal para retransmitir algunos programas.

A Radio Activa, de la localidad de La Calzada, le decomisaron sus equipos por no tener autorización de funcionamiento y a radio Alternativa, de La Asunta, le sancionaron con 30 mil bolivianos por incumplimiento de requisitos técnicos, según el mismo reporte. La característica de estas radios era su posición crítica con el Gobierno.

Recientemente, en un conversatorio organizado por la Universidad Privada Boliviana (UPB), que fue convocado para analizar el cierre de Página Siete, salieron a flote las presiones gubernamentales como una de las principales causas para la crisis de los medios, aunque también se señalaron otros motivos, como el cambio de hábito de los lectores y la crisis económica.

El periodista Andrés Gómez, que fue uno de los panelistas, dijo que “el Gobierno utiliza el Estado para tumbar medios de comunicación” e hizo referencia precisamente a radio FMBolivia y a Página Siete.

“A los gobiernos les interesa controlar la opinión pública, para eso tienen que controlar los medios por donde circula la información”, dijo, lo que repercute en la democracia porque luego la gente acude a las urnas desinformada y toma decisiones equivocadas.

Gómez empezó su intervención hablando del cambio tecnológico que les ha quitado a los medios de comunicación el monopolio de la información y la publicidad. En el primer caso, cualquier ciudadano puede transmitir los hechos con su teléfono celular y, en el segundo caso, los avisos se pueden publicar en cualquier plataforma digital por lo que los anunciantes ya no necesitan de los medios de comunicación.

Además de esa nueva realidad, “desde el 2006 tenemos un gobierno tóxico”, dice Gómez y recuerda que, en su época de director de Erbol vivió en carne propia la presión porque incluso entidades de cooperación fueron obligadas a retirar su avisaje de la radio y una de ella -Ibis Dinamarca- fue expulsada del país.

A ello se suman las multas de Impuestos y de otras instituciones del Estado, lo que hace difícil la existencia de los medios de comunicación independientes, explicó.

Página Siete

Lo propio ocurrió con Página Siete, según explicó la exdirectora, Mery Vaca, quien participó del citado panel para exponer el testimonio sobre el cierre del periódico y las perspectivas de los medios de comunicación en un entorno netamente digital.

Vaca expuso dos tipos de causas para el cierre de Página Siete: las atribuibles al gobierno y las que tienen que ver con el agotamiento del modelo de negocio de los medios tradicionales y con la crisis económica.

Sobre la acción gubernamental, señaló que Página Siete fue víctima de la asfixia económica, que se ejecutó con el bloqueo de la pauta publicitaria estatal, las multas impositivas y a través de la presión a empresas privadas para que no anunciaran en Página Siete. A ello se sumó el hostigamiento judicial y el acoso público a los integrantes del diario.

Sobre el agotamiento del modelo de negocio, la exdirectora señaló que la pandemia aceleró la digitalización del medio, pero que al mismo tiempo provocó la caída de la venta de periódicos y de los ingresos por publicidad.

Frente a eso, según dijo Vaca, se aplicaron estrategias de innovación para salir adelante, como el establecimiento de un programa de membresías llamado P7 Plus, que permitió la recaudación de fondos para sostener el periodismo de investigación que practicaba el medio, y el muro de pago, para que la gente pudiera suscribirse a los contenidos digitales, que es el modelo de negocio que está funcionando en el resto del mundo, pero que en Bolivia tropezó con la falta de una cultura de pago.

Respecto a las perspectivas, la periodista instó a la ciudadanía a apoyar a los medios de comunicación con suscripciones digitales para garantizar que el periodismo independiente siga existiendo y, por otro lado, hizo un llamado a los empresarios a invertir en los medios que se encuentran en crisis para que puedan deshacerse de la carga de sus antiguas y pesadas estructuras y puedan dar el salto hacia la digitalización plena.

La visión empresarial

Del mismo conversatorio participó el decano de la facultad de Ciencias Empresariales y Derecho de la UPB, Alejandro Vargas, quien hizo una crítica al modelo de negocio de Página Siete, que nació para ser un medio independiente, pero con una estructura de costos pesada.

Explicó que la falta de acceso a la pauta publicitaria estatal ocurrió desde su creación y que se debió considerar que esa situación no iba cambiar.

La crisis se complicó con el auge de las redes sociales y la llegada de la pandemia, lo que ha provocado el incremento de las cifras negativas de Página Siete, las que fueron expuestas por el especialista.

Vargas recomienda aplicar en Bolivia el modelo del New York Times, que encontró en las suscripciones digitales un modelo de sostenibilidad, al punto que para 2022 el 67% de sus ingresos procedieron de ese rubro.

Ese es el modelo que estaba aplicando Página Siete, pero el tiempo no alcanzó para llegar al punto de equilibrio por la lentitud con la que crecían las suscripciones digitales de parte de la ciudadanía.

En todo caso, la coincidencia de los tres panelistas es que la existencia de los medios de comunicación independientes es importante para la preservación de la democracia.

Comparte:

Noticias

más leídas

Proyecto de Acceso a la Información prevé obligar a funcionarios a dar información en 15 días o pueden ser destituidos de sus cargos

Denuncian que tala de árboles en Ixiamas afecta suministro de agua de 60 familias

Por cada tonelada de oro extraído se utilizan al menos tres toneladas de mercurio

Proyecto de «Ley Bukele» empodera a los policías y prevé sentencias exprés incluso con grabaciones

Un grupo de activistas ambientales en Ixiamas trabaja contra la destrucción de la Amazonía

FENTRAB conmemora su XII aniversario con una marcha y a la expectativa de un acercamiento con el Gobierno

Intentaron detener operativo del Sernap contra minería ilegal en Parque Cotapata

Tras trifulca, Cámara Baja aprobó tres préstamos internacionales; oposición denuncia a «traidores»