Ponen en marcha un proyecto para proteger las aves de Bolivia

Desarrollo

|

|

Sumando Voces

Foto: Asociación Civil Armonía

Bolivia resalta como el sexto país con mayor diversidad de aves a nivel mundial, y el quinto país más rico en especies de aves que no tiene costa, albergando 1,445 especies, entre ellas 16 endémicas que solo habitan en nuestro territorio, según datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). Desafortunadamente, 48 de estas especies enfrentan amenazas a corto y mediano plazo, resaltando la urgencia de implementar medidas de conservación efectivas.

La pérdida de una especie representa una cadena de consecuencias, en su mayoría impredecibles, para la biodiversidad y el funcionamiento de los ecosistemas, por lo que se considera que la presencia de las aves es un indicador del buen estado de conservación de un hábitat. Rodrigo Soria, director de la Asociación Armonía, asegura que las aves son un vehículo en la protección de la naturaleza, respaldando los cruciales servicios ecosistémicos en los que descansa el futuro de Bolivia.

En muchos casos, “cuando una especie se extingue es porque su hábitat ya no puede sostener la existencia de esa ave y en consecuencia las funciones de los ecosistemas del área donde vivía tampoco existen. Eso pone en riesgo hasta la vida del ser humano con el que comparte el espacio de vida”, señala Soria, apasionado por la ornitología desde el segundo año de estudiante de biología, y apasionado por la naturaleza desde sus 12 años de edad.

Ante estos desafíos, surge la necesidad de desarrollar proyectos para la protección de las aves. La iniciativa Conserva Aves tiene como objetivo la conservación a largo plazo de estas especies, la biodiversidad y las funciones ecosistémicas en nueve países de América Latina, desde México hasta Chile. A través de convocatorias para el financiamiento de proyectos de conservación se busca la creación y ampliación de áreas protegidas subnacionales. Estos espacios son vitales, ya que la vida de estas aves depende directamente del cuidado y preservación de estas zonas.

“Se ha identificado a nivel global que proponer áreas de protección es una de las mejores herramientas para garantizar la conservación de la naturaleza. (…) Establecer áreas protegidas en áreas prioritarias para el programa que ya se han identificado. Tenemos un mapa donde se ha identificado a las áreas, involucrar a los gobiernos locales e involucrar a la sociedad civil, no solo en su declaración, sino en su gestión para garantizar que el área sea financieramente sostenible a mediano y largo plazo”, explicó Soria sobre esta convocatoria abierta hasta el 22 de enero de 2024.

La Fundación Bezos Earth otorgó un capital semilla de 12 millones de dólares en este inicio. Los objetivos son conservar, proteger y manejar a largo plazo sitios de valor excepcional para la biodiversidad, llenando los vacíos en la protección para las aves en áreas protegidas subnacionales, Reservas Privadas de Patrimonio Natural (RPPN) y áreas protegidas en Territorios Indígena Originario Campesinos (TIOC).

Los recursos se administrarán según el número de propuestas que se reciban desde las diferentes comunidades y gobiernos locales bajo los objetivos de salvar la riqueza biológica, ambiental y cultural de los Andes Tropicales lo que incluye, además del territorio boliviano a otros países: Colombia, Ecuador y Perú.  Hasta 2028 se espera tener un radio más grande de trabajo llegando también a México, Guatemala, Belice, Panamá y Chile.

La Iniciativa Conserva Aves es dirigida regionalmente por National Audubon Society y American Bird Conservancy, ambos socios norteamericanos de BirdLife International, el secretariado de las Américas de BirdLife International y la Red de Fondos Ambientales de Latinoamérica y del Caribe.

Todas estas instituciones son líderes en conservación de las aves y la biodiversidad, en apoyar y contribuir en la creación y el financiamiento sostenible de áreas protegidas y en la generación de oportunidades de medios alternativos de vida. En Bolivia, Conserva Aves se desarrolla con el apoyo de dos socios nacionales, Asociación Armonía y la Fundación para el Desarrollo del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (FUNDESNAP).

Actualmente Bolivia cuenta con 16 especies endémicas, de las cuales, cinco especies están en Peligro Crítico de Extinción: Palkachupa (Phibalura boliviana), Pava Copete de Piedra (Pauxi unicornis), Tororoi de Riberalta (Hylopezus auricularis), Paraba Barba Azul (Ara glaucogularis) y Paraba Frente Roja (Ara rubrogenys). “Las aves endémicas tienen una distribución geográfica restringida y eso va ligado a sus capacidades de desplazamiento y/o requerimientos ecológicos”, explicó Soria.

El programa Conserva Aves pretende proteger a estas aves endémicas de Bolivia, aves que se encuentren con alguna categoría de amenaza y aves migratorias boreales. Salvar estas especies representa un gran desafío, por lo que esta iniciativa tiene el objetivo de evitar sus extinciones y con ello los sitios y hábitats que ocupan y comparten con muchas otras especies, incluyendo el humano.

También te puede interesar:

Comparte:

Noticias

más leídas

Contaminación minera: el Estado incumple sentencias nacionales y recomendaciones internacionales, pese al daño en la salud de los pobladores

Litio y uranio para Putin ¿Qué para Bolivia? (II)

Corre un plazo de cinco días: Gobierno quiere fecha para «socializar» el proyecto petrolero de Tariquía, pero pobladores mantienen su rechazo

Marcelo, memoria imprescindible

Preocupación en Alto Madidi: Denuncian caza de monos araña y recolección ilegal de huevos de tortuga para su venta

Un estudio muestra que los países acreedores de la deuda boliviana son en realidad sus deudores ecológicos

Denuncian que la AJAM autorizó actividades mineras en Roboré sin consulta previa

Preocupación en Alto Madidi: Denuncian caza de monos araña y recolección ilegal de huevos de tortuga para su venta