Migración y venta de ganado: las consecuencias de la sequía en Pacajes de La Paz

Desarrollo

|

|

Sumando Voces

Susy Quelsa Indígena de Pacajes

Este 2023, en La Paz se registró una de las sequías más intensas de los últimos años, afectando a varias regiones, entre ellas, la provincia Pacajes que aglutina a ocho municipios. Allí ya no hay suficientes fuentes de agua para las personas y menos para los animales, por lo que la gente empezó a vender su ganado para luego migrar a la ciudad de El Alto.

“Nuestra comunidad está terriblemente seca porque ha sido una zona donde siempre ha escaseado el agua y ahora está peor, no hay lluvias, nuestros ganados están abasteciéndose un poco con el pozo y eso no va a abastecer por mucho tiempo. La gente migra, se está yendo a la ciudad de El Alto y ahí viven de la venta (comercio)”, lamentó la mama t’alla del ayllu Rosapata, Susy Mabel Quelsa López.

Bolivia es castigada con el retraso de lluvias y la escasez de agua, fenómeno al que se denomina “El Súperniño”. Éste no sólo se ensañó con el área rural, sino también con las urbes.

Quelsa refirió que es necesario que las autoridades gubernamentales y municipales trabajen para hacer programas para la cosecha de agua de lluvia con el objetivo de hacer frente a esta problemática social y no sólo se realicen proyectos de los cuales se saquen beneficios personales y que no funcionen para el grueso de la población.

“Nosotros estamos sufriendo, por ejemplo, el sembradío de la papa el año pasado ha sido perdido, no ha habido producción y ahora está aumentando el calor. Algunos hermanos estamos vendiendo nuestro ganadito, estamos reduciendo de lo que teníamos, porque sino es hacer sufrir nomas a los animales por la falta de agua”, acotó la dirigente, quien participó en el Encuentro de Justicia Indígena Originaria Campesina Nacional e Internacional llevada a cabo el 30 y 31 de octubre en El Alto. Dicho evento permitió que representantes de distintas regiones hablen sobre las problemáticas que viven y las opciones para hacerles frente.

El Viceministerio de Defensa Civil informó que 200.871 familias fueron afectadas por la sequía en 144 municipios de los 336 existentes en Bolivia. En ese sentido, el Gobierno dispuso 17 millones de dólares para enfrentar la actual sequía. También implementa más de 800 proyectos de agua, saneamiento y riego, además de programas de emergencias para entrega de tanques, de 1.200 y 5.000 litros a centenares de municipios afectados por la sequía. A pesar de ello, aún hay un sinfín de comunidades que todavía sufren los efectos de la crisis ambiental.

También le puede interesar:

Comparte:

Noticias

más leídas

“Agua sí, oro no”: una marcha multitudinaria alza la voz por la Amazonía con la promesa de tomar acciones en su defensa

Buscan articular la defensa de la Amazonía desde Rurrenabaque y San Buenaventura con representantes de nueve países

FOSPA 2024: cerca de 1.200 personas participan con 4 líneas de acción de la Amazonía para el mundo

Se abre el XI FOSPA con rituales, un minuto de silencio, llamados a la resistencia y rechazo a la destrucción de la Amazonía

Tacana, el pueblo que rechaza la palma africana y el oro, y que quiere ser una autonomía indígena

Amazonía en “punto de no retorno”: el FOSPA exige acabar con el extractivismo y reivindica la autonomía indígena sin tutela estatal

Defensoría del Pueblo observa falta de transparencia en información sobre 19 nuevos contratos mineros

CEDLA plantea política del oro con más regalías, beneficios para las comunidades y supresión del mercurio