Madre Tierra: los discursos del poder y la otra realidad

Opinión

|

|

Sumando Voces

Hernán Cabrera M.

Hermosos. Inspiradores. Comprometedores. Iluminadores. Hasta dan ganas de llorar porque uno se conmueve al escuchar los discursos/promesas del poder en relación a la Madre Tierra.

Y uno piensa al escucharlos que éstos son los grandes y los únicos defensores, protectores y luchadores por los derechos de la Madre Tierra y sus seres vivos. Los demás son espejismos y cuentos chinos.

Se llevan las mejores notas y aplausos por el tono, por los gestos, por el timbre de sus voces, por sus palabras floridas y llenas de los colores del arcoíris, dichas y escuchadas en Bolivia, en Nueva York, Europa, Japón, Brasil y otros países, donde fueron seducidos por estos héroes de la Madre Tierra. Claro, en el papel.

En el plano internacional creen  que en Bolivia sí que se lucha, se protege, se ama, se defiende a la Madre Tierra y los pueblos indígenas, de acuerdo a esos discursos. Pero tierra adentro y desde las entrañas de los pueblos, venimos sufriendo una permanente estrategia de destrucción de nuestros bosques, ríos y fauna.

Como no podemos quedarnos indiferentes ni hechos a los opas para mirar al costado, vamos a compartir algunos discursos del poder cuando nos quieren maquillar la crítica situación de la Madre Tierra con discursos poderosos y acusadores para que dejemos pasar las graves violaciones a la Madre Tierra y sus seres vivos que vienen cometiendo los depredadores, los avasalladores, los destructores, los incendiarios, los narcotraficantes contra los bosques, ríos, áreas protegidas, lagunas, parques naturales de los que aún gozamos en Bolivia, pero sin duda, que van camino a desaparecer.

“Quiero anunciar que el Estado Plurinacional de Bolivia tiene la intención de construir un grupo de amigos de la armonía con la naturaleza, orientado a preparar propuestas transformadoras e inclusivas y orientadas a la acción. Solo de esta manera podremos responder a los desafíos presentes y futuros con equidad y justicia social y ecológica”, dijo Luis Arce, en Nueva York, 22 de abril de 2022, durante la Sesión de Apertura en el Diálogo Interactivo” de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

“En este Día de la Madre Tierra les deseo todo el coraje y la sabiduría que necesitan para romper con los patrones de comportamiento que ya dejaron de servir. Las fuerzas ecocidas desconocen que el amor por la Madre Tierra va a ganar porque es una fuerza indestructible. Vamos a volver a aprender a convivir con la Madre Tierra. Es tiempo de regreso a las leyes del origen de caminar con respeto a las leyes de la naturaleza”, dijo el Vicepresidente, David Choquehuanca, La Paz, 22 de abril de 2022.

“Es urgente impulsar una mayor armonía entre los seres humanos y la Madre Tierra con medidas encaminadas a la protección de los recursos naturales. Es imprescindible adoptar una declaración de los derechos de la Madre Tierra y volver a reaprender a vivir con el hogar que nos cobija”, Luis Arce, 22 de abril de 2021, La Paz.

“Cuidar la Madre Tierra significa cuidar la vida misma. En el Día Nacional de las Áreas Protegidas reafirmamos el compromiso de proteger nuestra flora, fauna y ecosistemas de las 23 áreas protegidas que existen en el país”, escribió Luis Arce en sus redes sociales, el 6 de septiembre de 2023.

Y el jilakata Coquehuanca se lució en el Parlamento Europeo el 10 de septiembre de 2022: “Tenemos que defender la vida,  no solo de los seres humanos, sino de la madre tierra y sus seres vivos. La vida está en riesgo, el capitalismo ha puesto en riesgo la vida misma, por eso ha creado una civilización de la muerte, que nos conduce hacia la destrucción de la madre tierra, ha creado una civilización de la división, nos han separado de la madre tierra nos han dividido, entre blancos y negros, pobres ricos, entre izquierda y derecha”.

Sin duda, el que se lleva la flor de los grandes discursos y promesas de respeto a la Madre Tierra es el expresidente Evo Morales: «Bolivia, está comprometida con los derechos de nuestra Madre Tierra, con la lucha contra el Cambio Climático, como lo hemos demostrado en todos los foros internacionales, por ello seguiremos trabajando en la temática, bajo los principios del multilateralismo, respeto a la soberanía y la no mercantilización de los bosques. Todavía estamos a tiempo de salvar a la Madre Tierra, pero debemos actuar ahora con acciones urgentes y concretas que permitan la preservación de la vida, no hay otra opción, el único camino es la unidad ante la adversidad». Reunión de Alianza para las Selvas Tropicales, 23 de septiembre de 2019.

La cereza de la torta. En el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas, Nueva York, el 23 de abril de 2008, Evo Morales presentó su libro La Tierra nos pertenece, nosotros pertenecemos a la tierra, donde contempla “diez mandamientos” para salvar el planeta, a la humanidad y a la vida. “Acabar con el sistema capitalista primero, si queremos salvar al planeta tierra para salvar la vida y a la humanidad, estamos en la obligación acabar con el sistema capitalista. Respeto a la madre tierra, Por eso siento que el respeto a la Madre Tierra es la parte fundamental si queremos salvar al planeta tierra, y si salvamos al planeta tierra con seguridad salvaremos a la vida y a la humanidad”.

Hasta ahí algunos discursos del poder, y como habrá podido apreciar mi amigo son bonitos y nos dicen que ahí están los protectores; pero observando la realidad, nos llenamos de rabia y de lágrimas porque esa Madre Tierra es violada cada día por sectores privilegiados del poder que tienen carta blanca para explotar, depredar los ríos, los parques y agredir a los comunarios, pero la ley a ellos no los toca.

Veamos algunos casos: Alex Villca, activista por los derechos ambientales, denunció ante las NNUU en Nueva York “las múltiples violaciones a nuestros derechos fundamentales que estamos sufriendo los pueblos indígenas”. Alertó que en Bolivia se ha perdido al menos 15 millones de bosques, pastizales, desde el 2019, y eso está afectando a los pueblos indígenas.

La aprobación de 19 proyectos de ley sobre contratos administrativos mineros, en su mayoría para explotar oro en el departamento de La Paz, pese a que tenían varias observaciones, como el hecho que faltaba la consulta previa o que la mayoría esté en áreas sensibles, es lago o terreno no apto para tal fin.

El 8 de abril, los habitantes de la comunidad de Totoral Chico, en el ayllu Acre Antequera de Oruro, exigen a las autoridades garantías para poder vivir con seguridad, luego de que unos 200 mineros agredieran a seis mujeres que hacían una vigilia rechazando la extracción minera en la zona.

“Nos han ultrajado, nos han amedrentado, nos han jalado, nos han lanzado dinamita, nos han amenazado de muerte, nos han hecho aberraciones, ‘si tu marido no te pega, ven yo te voy a pegar’, nos has dicho, ha sido una vulneración grave”, dijo Claribel Ventura, una de las mujeres golpeadas.

La revista Nómadas denunció que Bolivia devora su bosque primario a un ritmo alarmante de 155 metros cuadrados por segundo. Esta tasa de pérdida de bosque en general, en Bolivia, es comparable a cuatro veces la extensión de los municipios de Santa Cruz y de El Alto. Pero eso no es todo: La proporción anual de pérdida de bosque primario de Bolivia es la más alta entre los 20 principales países forestales del Planeta.

Una mala noticia para todos: Durante el 2023, la destrucción del bosque en Bolivia alcanzó niveles sin precedentes, con la pérdida de 696.362 hectáreas, especialmente significativa en el caso del bosque primario, de mayor valor ecológico, con 490.544 hectáreas afectadas. Santa Cruz se mantiene como el epicentro de la deforestación  en Bolivia, mientras que Beni, con su bosque amazónico, ha surgido como un nuevo frente agropecuario y de deforestación.

Ni se diga del Poder Judicial que es usado como arma de la minería ilegal para acallar las voces de protestas contra esa acción depredadora. El Vicepresidente Jilakata presentó un recurso al Tribunal Constitucional para derogar competencias a la Gobernación de Santa Cruz y así las áreas protegidas queden sin vigías ni protección. ¡Que paradoja!

Pero la Madre Tierra no está tan sola. Ahí están el gran trabajo de investigación y denuncia que vienen realizando CEDIB sobre el uso del mercurio y sus fatales consecuencias para los indígenas; Fundación Tierra alertando sobre los niveles de deforestación y la ola de calores que ya soportamos; algunos activistas como Alex Villca, la senadora Cecilia Requena, que son gritos poderosos que nos abren los ojos que Bolivia está transitando una ruta peligrosa de agresión contra los pueblos indígenas, la Madre Tierra, sus recursos naturales y sus seres vivos. El vivir bien tan pregonado se convertirá en un grito de socorro.

Solo para muestra un par de botones, para concluir que una cosa son los discursos del poder a favor de la Madre Tierra y otra son los hechos y las leyes que van contra esos derechos ambientales, violentando y vulnerando a una Madre Tierra cada vez más débil, golpeada y pobre.

–0–

Hernán Cabrera es periodista y Lic. en Filosofía

Las opiniones de nuestros columnistas son exclusiva responsabilidad de los firmantes y no representan la línea editorial del medio ni de la red.

Comparte:

Noticias

más leídas

Proyecto de Acceso a la Información prevé obligar a funcionarios a dar información en 15 días o pueden ser destituidos de sus cargos

Por cada tonelada de oro extraído se utilizan al menos tres toneladas de mercurio

Proyecto de «Ley Bukele» empodera a los policías y prevé sentencias exprés incluso con grabaciones

Un grupo de activistas ambientales en Ixiamas trabaja contra la destrucción de la Amazonía

Policías impiden acceso a la información y agreden a dos periodistas y un camarógrafo en Santa Cruz

Mujeres: trabajar para decidir

Paradojas de lo indígena en Bolivia

Violencia. Sustantivo femenino