Gobierno comprueba con sus ojos que hay incendios, pero descarta declarar desastre nacional

Desarrollo

|

|

Sumando Voces

El Ministro de Defensa, Edmundo Novillo, informó que pudo constatar en un sobrevuelo de 45 minutos que existen 13 focos de incendios “entre pequeños y de mediana magnitud”, entre Rurrenabaque y San Buenaventura, donde recibió el reporte de que unas 12 ó 15 viviendas de indígenas han sido arrasadas por el fuego.

La autoridad, que junto al ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, dirige el denominado comando de incidencias recientemente establecido para atender la emergencia ante el fuego, anunció una serie de acciones destinadas a luchar contra las llamas, pero descartó la declaratoria de desastre nacional, como piden organizaciones de la sociedad civil, pueblos indígenas y políticos de oposición.

“De momento está aún descartado que podamos declarar desastre nacional para pedir a las instituciones internacionales ayuda”, dijo Novillo a El Deber radio.

Indicó que “todavía estamos con la posibilidad de poder atender” la emergencia, aunque no descartó que más adelante, si los recursos nacionales fueran rebasados, se podría “tomar contacto con gobiernos amigos y hacer contrataciones en el extranjero para sofocar” los incendios.

Mientras tanto, dijo que se atenderá la emergencia con recursos propios e incluso anunció la adquisición de algunos bienes de otros países o de empresas privadas para enfrentar la crisis.

Hasta el fin de semana, el Gobierno había tratado de minimizar los incendios, al punto que el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, indicó que no son de magnitud y que están controlados, retórica que ha sido desmentida por dirigentes y pobladores de base de las comunidades indígenas y de los municipios afectados.

Este miércoles, luego de su sobrevuelo, el ministro Novillo corroboró la situación e, incluso, reconoció que están en riesgo las fuentes de agua.

Por ese motivo, dijo que se desplegó un segundo helicóptero hidrante, que se llevó un hércules con 75 policías bomberos forestales para apoyar tareas en tierra, que se sumarán a los 700 efectivos militares que existen en la zona, además de la dotación de ayuda humanitaria para las poblaciones afectadas.

“Se ha hecho una priorización de los puntos más críticos, hemos visto dos zonas consideradas como críticas para proteger las fuentes de agua”, dijo.

También admitió que en las últimas semanas “la magnitud del incendio ha sido fuerte, pero después ha ido disminuyendo”.

La autoridad confirmó que el departamento más afectado es Beni, donde se han quemado 1,6 millones de hectáreas, de las cuales, el 20% corresponden a bosques.

También te puede interesar:

Comparte:

Noticias

más leídas

Proyecto de Acceso a la Información prevé obligar a funcionarios a dar información en 15 días o pueden ser destituidos de sus cargos

Denuncian que tala de árboles en Ixiamas afecta suministro de agua de 60 familias

Por cada tonelada de oro extraído se utilizan al menos tres toneladas de mercurio

Proyecto de «Ley Bukele» empodera a los policías y prevé sentencias exprés incluso con grabaciones

Un grupo de activistas ambientales en Ixiamas trabaja contra la destrucción de la Amazonía

Rumbo al FOSPA: Indígenas piden titulación de tierras para proteger el 80% de la Amazonía hasta 2025

En el quinto día de bloqueo, más comunidades se suman a la medida en defensa de Tariquía

CEDLA: Potencial de producción de cocaína subió hasta 140 t según la UNODC y hasta 312 t según EEUU