Gabriela Zapata, absuelta, por ahora

Opinión

|

|

Sumando Voces

Sonia Montaño Virreira

Gabriela Zapata ha sido absuelta, luego de ocho años de haber sido demandada por su ex pareja o su compañero como ahora lo llama al ex Presidente del Estado Plurinacional Evo Morales, por trata y tráfico de menores. Se ha dicho de Fidel Ernesto Morales Zapata que ha nacido, que está muerto, que ha sido secuestrado; aún no se sabe dónde está. Hay certificado de nacimiento pero no hay de defunción. Quienes afirman haber sabido de su existencia, como García Linera, han perdido la memoria. Ahora dice que su declaración sobre la existencia del niño era algo que le habían contado, ya no le interesan los chismes de pareja aunque se trate de su alabado señor. El que no ha dicho nada es Juan Ramón Quintana, ex ministro de la Presidencia, a quien le bailaban las hormonas ante la sola idea de encontrarse con la otrora poderosa Zapata. Aquí nada ha terminado. Se trata de una noticia en desarrollo.

El niño es virtualmente un hijo abandonado, como tantos en nuestro país, aunque más famoso. Relatos y testimonios parciales de esta historia han sido recogidos por medios de comunicación y redes sociales. Rimay Pampa, Cabildeo Digital, el periodista Carlos Valverde son referencia para conocer la zigzagueante historia de un niño convertido en instrumento político de una encarnizada lucha, primero del gobierno masista contra la oposición y ahora de las dos fracciones masistas enfrentadas, una de las cuales se ha alineado súbitamente con la madre del niño “inexistente”. Ahora le creen- yo también le creo – cuando dice que la obligaron a decir que el niño no existía para mitigar el daño sufrido por Morales después de la derrota del referéndum del 21 F cuando el pueblo le dijo NO a la reelección. Un régimen que es capaz de lograr la confesión de sus víctimas encarceladas bien pudo haber armado una trama como la que se ha dado a conocer.

Quienes hasta hace poco tiempo eran socios y cómplices de los devaneos sentimentales del expresidente- hoy han encontrado un nuevo campo de batalla para destruirlo. Corren apuestas para saber quién dice la verdad. Lo cierto es que Gabriela Zapata pasará a la historia como la víctima y cómplice más mentada de un político que se ha aprovechado de ella, para intentar tapar con un dedo aquellos hechos que lo muestran ya no solo como un machista contumaz acusado de pedofilia y afición por las niñas, algo que comparte con muchos viejos verdes que tienen poder, si no como quien incumplió el mandato del referéndum del 21F para no reelegirse y fomentó la corrupción en la asignación de obras a empresas de dudosa reputación. Ojalá la búsqueda del dinero recibido por la Camc y otras empresas de papel gerentadas por Zapata ocupara el mismo tiempo que se destina a hablar del niño.

El “caso Zapata” se asienta en uno de los prejuicios patriarcales más extendidos; se trata de la idea de que las mujeres somos todas vulnerables al poder. En la casi olvidada entrevista de febrero de 2017 organizada por ATB y el exministro de gobierno Romero, según relata Zapata, ella además de negar la existencia del niño, justifica sus errores y su mentira alegando ser joven, coqueta y aficionada a figurar en las primeras páginas de las revistas VIP. Presionada por altas autoridades me han obligado a decir que el niño no existía, nunca me han dejado estar con el, querían que diga que el niño había fallecido, dijo. El relato de la niña bonita, tonta y frívola ha sido el anillo en el dedo del entonces gobernante para presentarlo como víctima del engaño de una mala mujer.

Estamos ante una construcción mediática eficaz que fabricó el guión preciso para atenuar el impacto de su derrota. El galán de marras no se demoró mucho tiempo para tomar las de Villadiego dejando atrás a sus partidarios. Una exponente de esos prejuicios es la casi desaparecida ex ministra de comunicación, Marianela Paco, quien en uno de los capítulos relató que Morales no había querido tocarle la pancita a su amante embarazada, “por respeto” y se lamentaba haberle creído a una mujer en lugar de confiar en “el primer hombre” del país. Todo para sembrar dudas sobre el embarazo.

No se debe olvidar que el padre de Fidel Ernesto es el mismo que en el Carnaval de 2015 encantaba a sus ministras cantando: “A todas las ministras les quita el calzón “ y continuaba “Bartolina Sisa tiene mucha fama, por eso la llevo directo a mi cama» mientras lanzaba groseras carcajadas machistas. No fue la primera ni la única vez que el ex Presidente del Estado Plurinacional exhibió su desprecio por las mujeres, algunas de las cuales sufrieron una especie de síndrome de Estocolmo enamorándose de su jefazo.

Tres años antes, en ocasión de la visita del entonces presidente iraní Mahmud Ahmadineyad, Morales lo recibió junto a sus ministras, todas con sus cabezas cubiertas de velo, para saludarlo en una muestra de sumisión a valores que simbolizan la opresión de las mujeres en sociedades gobernadas por el fundamentalismo religioso. Ese saludo fue algo así como vestirse de monja para recibir al Papa.

El machismo contumaz de Morales también se expuso durante la «Primera Conferencia Mundial de Pueblos sobre el Cambio Climático y la Madre Tierra» en 2010 donde el ex presidente afirmó que la homosexualidad sería resultado de comer pollos alimentados con hormonas femeninas. Esos han sido pecados menores comparados con hechos que alimentan su biografía especialmente en relación con las mujeres. Hijos no reconocidos, relaciones con menores de edad y la más sonada: su relación con Zapata. Comparada con Evo, ella es una aficionada. Todos esos hechos vistos por separado no dan cuenta del carácter sistemático de las características de la élite gobernante: machista, inescrupulosa y descarada en el abuso del poder

–0–

Sonia Montaño es socióloga jubilada y feminista por convicción.

Las opiniones de nuestros columnistas son exclusiva responsabilidad de los firmantes y no representan la línea editorial del medio ni de la red.

Comparte:

Noticias

más leídas

Proyecto de Acceso a la Información prevé obligar a funcionarios a dar información en 15 días o pueden ser destituidos de sus cargos

Por cada tonelada de oro extraído se utilizan al menos tres toneladas de mercurio

Proyecto de «Ley Bukele» empodera a los policías y prevé sentencias exprés incluso con grabaciones

Rumbo al FOSPA: Las ciudades reciben lluvia y equilibrio climático de la Amazonía, pero ¿cómo retribuyen?

Comunarios de Tariquía bloquean para impedir proyecto petrolero que afectará las cabeceras de agua

Mujeres: trabajar para decidir

Paradojas de lo indígena en Bolivia

Violencia. Sustantivo femenino