Cinco periodistas y tres medios de comunicación sufren violencia y censura

Sin categoría

|

|

Rodolfo Huallpa

Foto: Policía del BCB que amedrentó al periodista Sergio Mendoza.

La Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB) y la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) denunciaron que en los últimos días cinco periodistas y tres medios de comunicación sufrieron violencia y censura de parte de autoridades judiciales, policiales y otros que los agredieron en la realización de su labor.

«Denunciamos la reactivación de la violencia contra periodistas en el contexto de movilizaciones sociales y denunciamos la censura judicial para impedir la cobertura periodística del denominado caso Golpe I», se lee en un comunicado conjunto de la ANPB y la APLP.

El martes 7 de marzo, efectivos de la policía lanzaron gas lacrimógeno de forma directa e intencional contra las periodistas Helga Velasco y Carla Mercado, de los canales de televisión privados Cadena A y Unitel, respectivamente, cuando reportaban en vivo la marcha de protesta del Magisterio Urbano en la ciudad de La Paz, según informó la Unidad de Monitoreo de la Asociación Nacional de la Prensa (ANP). 

Un día después, el 8 de marzo, un periodista de TV OFF fue herido en la rodilla cuando cubría la movilización del magisterio nacional, según informó la agencia de noticias ABI. Asimismo, un oficial de Policía, que se identificó como el jefe de seguridad del Banco Central de Bolivia (BCB), impidió el trabajo de la prensa y amenazó con agredir al periodista Sergio Mendoza mientras realizaba la cobertura de la compra de dólares en la entidad bancaria y le exigió borrar el video que estaba grabando.

En contacto con el Observatorio de Defensores de UNITAS, Mendoza, periodista de Los Tiempos, dio a conocer que el hecho se suscitó el 8 de marzo aproximadamente a las 18:00, cuando se encontraba filmando la fila de personas que se formó en inmediaciones del BCB para la adquisición de dólares.

«Me vi interrumpido en mi trabajo por el oficial de la Policía A. Vargas, quien dijo ser el Jefe de Seguridad de esta institución. El oficial, después de pedirme que deje de grabar y que elimine parte de la filmación, me amedrentó diciéndome que la prensa se esconde detrás de cámaras y que deberíamos medirnos de hombre a hombre», narró.

La quinta periodista agredida fue Iris Toro de radio Kollasuyo de Potosí. El pasado 6 de marzo, ella filmó la agresión al presidente de la Brigada Parlamentaria de Potosí, Abelardo Colque, y a otros asambleístas, producto de ello fue agredida por presuntos simpatizantes de Evo Morales.

Por otra parte, la APLP denunció que al menos tres medios de comunicación –Página Siete, El Diario y Periodismo Somos Todos– fueron expulsados de la audiencia de ampliación a la detención preventiva del caso Golpe I, en un acto premeditado de censura por parte de las autoridades judiciales a cargo de ese proceso.

«Recordamos que el Estado está obligado a proteger la labor de las y los periodistas, identificar los riesgos y adoptar oportunamente las medidas de protección para evitar la violencia, y garantizar que la Policía respete y proteja el trabajo de la prensa», demandaron ambas entidades gremiales.

Comparte:

Noticias

más leídas

“Agua sí, oro no”: una marcha multitudinaria alza la voz por la Amazonía con la promesa de tomar acciones en su defensa

Buscan articular la defensa de la Amazonía desde Rurrenabaque y San Buenaventura con representantes de nueve países

FOSPA 2024: cerca de 1.200 personas participan con 4 líneas de acción de la Amazonía para el mundo

Se abre el XI FOSPA con rituales, un minuto de silencio, llamados a la resistencia y rechazo a la destrucción de la Amazonía

Tacana, el pueblo que rechaza la palma africana y el oro, y que quiere ser una autonomía indígena

Reserva Pilón Lajas amenazada por incendios, expansión agrícola, avasallamientos y tráfico de madera

FENTRAB conmemora su XII aniversario con una marcha y a la expectativa de un acercamiento con el Gobierno

Intentaron detener operativo del Sernap contra minería ilegal en Parque Cotapata