Agredida e indefensa: el caso de la periodista Daniela Valdez tras un mes de los hechos

Sin categoría

|

|

Yenny Escalante

Sumando Voces/ Foto: archivo de Daniela Valdez

Daniela Valdez, una periodista sucrense de 33 años, jamás se había imaginado que aquel 24 de julio de 2023 marcaría su vida personal y profesional: fue atacada por un grupo de manifestantes mientras realizaba una cobertura periodística. Le quitaron su celular y perdió otras pertenencias y, además, la agredieron físicamente a pesar de que ella les gritó una y diez veces que era periodista.

Los hechos

Un grupo de vecinos de Villa Bolivariana, en Sucre, había tomado el edificio de la Alcaldía como medida de presión para que se ejecute el asfalto de una carretera vinculada con la ciudad.

Daniela, con su herramienta de trabajo, un celular para transmitir el hecho, fue a hacer la cobertura para radio Cepra y canal Esmeralda. La grabación no fue del agradado de los manifestantes, quienes le increparon y cuestionaron a qué medio pertenecía.

Minutos más tarde, justo antes de retirarse, una pelea entre los vecinos y funcionarios ediles hizo que se quedara un momento más. «Los vecinos del Distrito 6 estaban atacando con piedras y palos a los trabajadores de la Alcaldía, con insultos y demás, entonces saqué mi celular y empiezo a relatar lo que estaba sucediendo y lo que estaba viendo», relata Daniela.

Ante el hecho, señala que nuevamente fue increpada con gritos e insultos y una aglomeración de gente para intimidarla. Una mujer le arrebata el celular que continuaba transmitiendo y es pasado de mano en mano a varias personas hasta que el aparato desaparece.

Daniela tomó del brazo a la mujer para exigirle la devolución de su equipo de trabajo, pero ésta se negó entregarlo, entonces, otro grupo de mujeres se suma para tomar de los brazos a Daniela. «Sus amigas (de la mujer que quitó el celular), me agarran de los dos brazos, imagino que ahí me quitaron mi anillo. Luego se acerca otro sujeto, me agarra del cuello, me amenaza de muerte y me dice: Si no te vas de aquí, te vamos a matar entre toditos», cuenta y agrega que también perdió sus lentes.

A pesar de llamar a la Policía, su pedido de auxilio no fue respondido en el momento. Finalmente, una guardia de seguridad logró auxiliarla y llevarla a la Alcaldía.

El mismo día, Daniela presentó la denuncia ante la Fiscalía bajo el tipo penal de robo agravado contra autor y autores. La Asociación Nacional de la Prensa (ANP) también se sumó e interpuso una denuncia bajo el mismo delito, pero contra los dirigentes de ese barrio.

De igual manera, la Asociación Departamental de Periodistas de Chuquisaca se apersonó en el caso para brindar todo el apoyo necesario a la periodista hasta finalizar el proceso.

La movilización en inmediaciones de la Villa Bolivariana.

Avances

Al momento, su celular fue devuelto, aunque Daniela no tiene la certeza de que sea el que le robaron aquel 24 de julio, pues el equipo está con otra carcasa y otra pantalla.

El teléfono estaba en manos de una estudiante universitaria, quien presuntamente al enterarse del hecho, de forma voluntaria, lo devolvió. Ella dio la dirección del lugar donde lo compró, pero el vendedor no sabe la identidad del sujeto que a él se lo proporcionó. Arguye que sus cámaras de seguridad, justo ese día, no grabaron las imágenes.

El pasado viernes, hubo un acercamiento entre las partes para una posible conciliación, sin embargo, Daniela refiere que los dirigentes de la manifestación se alteraron al igual que una de sus abogadas, procediendo a increparla e intimidarla. Es por eso que ella decidió continuar con el proceso.

«Resulta que de víctima he pasado a ser la agresora. Una de las abogadas de ellos me ha atacado y ha volteado las declaraciones, dijo que ha aparecido la señora que me quitó el celular y declaró que yo les he agredido y les he robado el celular gritado palabras discriminadoras. En vez de solucionarse las cosas, han empeorado, porque me trataron de discriminadora y mentirosa», agregó.

Derechos vulnerados

La libertad de prensa, la libertad de expresión, la libertad al trabajo son algunos de los derechos vulnerados en este caso.

Daniela se sintió tan impotente y vulnerable y le fue difícil continuar con su labor periodística. Salió de radio Cepra y tiempo después ingresó a radio Chuquisaca, donde se le habría instado a desistir del proceso a raíz de solicitudes de personas afines a los manifestantes. Sin embargo, ella no estuvo dispuesta a hacerlo, ya que está firme en dejar un precedente de este hecho.

Lamenta que entre los dirigentes «haya un voto de silencio» y «hayan hecho desaparecer» al sujeto que guardó el celular. Por otro lado, dice que buscará ayuda psicológica particular para superar el trauma que le dejaron y que incluso le hizo pensar seriamente en dejar su profesión.

«Más allá de que me hayan robado mis pertenencias y el daño psicológico que me han dejado, el tema es que se haga respetar de una vez por todas la libertad de expresión que nosotros tenemos, el trabajo de periodismo que nosotros desarrollamos, porque si esto lo dejo así y concilio con el resarcimiento de los daños, pienso que va a ser un chiste más para estas personas que siempre vulneran nuestros derechos, entonces, se va a continuar con la investigación el tiempo que sea necesario», asegura.

La periodista agredida. Foto: Cedida por Daniela Valdez

Apoyo institucional

Inmediatamente después de la agresión, la Asociación Nacional de Periodistas se pronunció sobre este tema, pero además interpuso una denuncia en la Fiscalía.

Luego de que resonó el caso, una unidad del Ministerio de Justicia se contactó con Daniela para brindarle apoyo y, en estos días, el directorio de radio Cepra aseguró que la asistirá en lo que requiera, principalmente en el ámbito laboral.

Comparte:

Noticias

más leídas

En el quinto día de bloqueo, más comunidades se suman a la medida en defensa de Tariquía

Rumbo al FOSPA: Las ciudades reciben lluvia y equilibrio climático de la Amazonía, pero ¿cómo retribuyen?

La mosca que cazó al águila (sobre María Corina Machado)

Paradojas de lo indígena en Bolivia

Tres fuerzas legislativas deciden retomar las judiciales con una Ley Corta, pero el Vice prefiere recurrir al TCP

FENTRAB conmemora su XII aniversario con una marcha y a la expectativa de un acercamiento con el Gobierno

Intentaron detener operativo del Sernap contra minería ilegal en Parque Cotapata

Tras trifulca, Cámara Baja aprobó tres préstamos internacionales; oposición denuncia a «traidores»