Pueblos originarios respaldan a autoridades de la justicia indígena de Zongo

Derechos Humanos

|

|

Sumando Voces

Autoridades de Zongo participan de la audiencia virtual en la que se denegó la libertad de nueve comunarios. Foto: Sumando Voces

El encuentro de pueblos indígenas de tierras altas y bajas realizado en Santa Cruz emitió un pronunciamiento de respaldo a las autoridades de la justicia indígena de Zongo, departamento de La Paz, que sufren una serie de atropellos y presiones de parte de autoridades estatales y de privados.

“Damos nuestro pleno respaldo a la hermana Eusebia Zambrana Canqui juez natural y mujer defensora y demás autoridades tanto jurídicas como orgánicas de la comunidad JISK’A K’AWA Zongo, de la Provincia Murillo del Departamento de La Paz, frente a los diversos atropellos de los que han sido víctimas por parte de la Justicia Ordinaria, la policía departamental, el empresario minero José Oscar Bellota Cornejo y de mineros cooperativistas, debido a su condición de autoridad jurisdiccional,violando derechos fundamentales y atentando contra el Estado de derecho”, indica el pronunciamiento, que fue emitido el viernes 27 de octubre, en Santa Cruz, en el marco de la reunión de representantes y autoridades de territorios indígenas de tierras altas y bajas.

Las autoridades de Zongo han sido sistemáticamente criminalizadas, hostigadas y agredidas, al punto que les han instaurado 11 procesos judiciales.

El conflicto entre los comunarios del valle de Zongo y el empresario minero Oscar Bellota, propietario de la cooperativa 28 de Octubre que opera en la mina Alexander, se remonta al 2000, año en que los indígenas denunciaron al empresario por tráfico y despojo de tierras, contaminación y división de las organizaciones del lugar.

En 2013, el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) emitió la declaración constitucional 006/2013 que reconoce la Jurisdicción Indígena Originaria Campesina de Zongo y determinó que la resolución de expulsión del empresario, emitida por esta jurisdicción, es de “estricto cumplimiento”.

Pese a lo dispuesto por el TCP y las resoluciones del Consejo de Justicia de Zongo, el empresario continúa con su actividad minera en el lugar y persiste en amedrentar a los indígenas, muchos de ellos tuvieron que irse de su comunidad debido a diferentes episodios de violencia que atraviesan con los trabajadores de la mina y el propio empresario.

A finales de septiembre de este año, tras un choque en el que los mineros atacaron con dinamita a los comunarios, la Policía detuvo a nueve comunarios de Zongo y a ningún cooperativista. Los comunarios permanecen detenidos en la cárcel de San Pedro.

El viernes pasado, justo cuando se realizaba el encuentro indígena en Santa Cruz, se llevó adelante una audiencia virtual en la que el juez denegó la acción de libertad para los nueve comunarios. Las autoridades de Zongo participaron de la audiencia desde la sede del encuentro.

En ese marco se emitió el pronunciamiento de respaldo, en el que los participantes afirman que “la autodeterminación y el autogobierno es un derecho reconocido y debe ser respetado en todos los ámbitos del Estado”.

Agregan que existe mucha preocupación por “los diversos atropellos de los que somos víctimas por parte de los órganos del Estado sin respetar nuestra autodeterminación, autogobierno y cosmovisión y por parte de particulares que han avasallado nuestro territorio. En ese entendido se hace necesario denunciar la permanente vulneración a nuestros derechos legítimoscomo naciones originarias”.

También te puede interesar:

Comparte:

Noticias

más leídas

Contaminación minera: el Estado incumple sentencias nacionales y recomendaciones internacionales, pese al daño en la salud de los pobladores

Litio y uranio para Putin ¿Qué para Bolivia? (II)

Corre un plazo de cinco días: Gobierno quiere fecha para «socializar» el proyecto petrolero de Tariquía, pero pobladores mantienen su rechazo

Marcelo, memoria imprescindible

Preocupación en Alto Madidi: Denuncian caza de monos araña y recolección ilegal de huevos de tortuga para su venta

Carlos Flores Bedregal: 44 años de búsqueda, tres juicios, una sentencia incumplida de la Corte IDH y nuevas pistas sobre su desaparición

Perciben que las vulneraciones a los derechos se naturalizan y ven más incidencia en ciudades intermedias y fronteras

Raúl Uría vivió un mes en medio metro cuadrado y durmió en suelo mojado en la cocina del penal de San Pedro