La Justicia reactiva procesos judiciales en contra de políticos opositores

Democracia

|

|

Sumando Voces

Brújula Digital

La Justicia reactivó procesos judiciales en contra de opositores. El martes ordenó la detención domiciliaria del alcalde de La Paz, Iván Arias, por un caso denunciado en 2021 y convocó a una audiencia cautelar a Arias y a la expresidenta Jeanine Añez, para este jueves, por el caso Jet Fuel. Además, hizo que Interpol active el sello rojo de búsqueda y captura en contra del exalcalde Luis Revilla.

Si bien la Justicia dispuso la detención domiciliaria de Arias, sin salida laboral, el burgomaestre desempeñó sus actividades este miércoles con normalidad, debido a que aún no fue notificado con esa decisión, la misma que fue apelada en la misma audiencia por su defensa.

No obstante, también se conoció que fue convocado a otra audiencia cautelar para este jueves, junto a la expresidenta Añez, por el caso Jet Fuel, relacionado con una presunta subvención irregular del combustible para aeronaves internacionales durante la pandemia del coronavirus, en el gobierno transitorio de Añez, en el que Arias desempeñó el cargo de ministro de Obras Públicas.

En la imputación, el Ministerio Público solicitó la detención preventiva de Arias y Añez, en los penales de San Pedro y Miraflores, respectivamente. La exmandataria ya se encuentra recluida en ese recinto penitenciario, donde cumple una detención preventiva por el caso “golpe de Estado I”.

La determinación judicial en contra de Arias desató una protesta por parte de funcionarios ediles, quienes cercaron el Palacio Consistorial y también el inmueble habilitado como garaje.

Por otra parte, este miércoles, el director de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol, por su sigla en inglés) en Bolivia, coronel Marco Navia, informó que se activó el sello rojo, con fines de captura y extradición, en contra del exalcalde paceño Luis Revilla, por el caso denominado PumaKatari, por la compra de 61 buses con un presunto sobreprecio de 26 millones de bolivianos.

En el caso PumaKatari, demandado por el exdirigente vecinal afín al MAS Jesús Vera, Revilla es acusado de cometer los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, incumplimiento de deberes y asociación delictuosa.

Revilla se declaró en la clandestinidad en enero de 2022, por considerar que se era víctima de una persecución política a través de procesos judiciales, entre ellos el proceso por los buses PumaKatari.

También te puede interesar:

Comparte:

Noticias

más leídas

Proyecto de Acceso a la Información prevé obligar a funcionarios a dar información en 15 días o pueden ser destituidos de sus cargos

Denuncian que tala de árboles en Ixiamas afecta suministro de agua de 60 familias

Por cada tonelada de oro extraído se utilizan al menos tres toneladas de mercurio

Proyecto de «Ley Bukele» empodera a los policías y prevé sentencias exprés incluso con grabaciones

Un grupo de activistas ambientales en Ixiamas trabaja contra la destrucción de la Amazonía

Asociaciones indignadas porque un policía ofreció 100 dólares para “resarcir” a periodistas agredidos

Una sentencia de la Corte IDH obliga al Estado a aprobar normativa de acceso a la información

Fracasa el diálogo convocado por Choquehuanca para decidir el futuro de las judiciales