Análisis: evistas y arcistas hacen danzar a los órganos Judicial y Electoral en su pelea por el poder

Democracia

|

|

Mery Vaca

Mery Vaca/ Sumando Voces

A las apuradas, el congreso evista de Lauca Ñ ungió a Evo Morales como su único líder, presidente y candidato presidencial para 2025. No sólo eso, sino que “autoexpulsó” al presidente Luis Arce y al vicepresidente David Choquehuanca de esa fuerza partidaria. De cumplirse esas resoluciones, los mandatarios se quedarían sin sigla para competir el 2025.

Sin embargo, para los arcistas nada está dicho. De hecho, aseguran que el congreso es ilegal porque, poco antes de su conclusión, se conoció que la Sala Constitucional Primera de Santa Cruz determinó suspender la convocatoria al Congreso, mientras se define un amparo interpuesto por una dirigente de las mujeres de la organización Bartolina Sisa.

De esa forma, ingresó en el juego interno del MAS el Órgano Judicial que, según lo evistas, está manipulado por el gobierno de Luis Arce.

Otro órgano independiente que se vio envuelto en la pugna interna del MAS es el Tribunal Supremo Electoral (TSE), que dispuso la supervisión del congreso dirigido por Evo Morales, no sin antes destapar discrepancias internas porque había vocales que no aparecían en la sala plena para autorizar esa acción que beneficiaría al evismo.

De hecho, el vocal Tahuichi, en una entrevista con El Deber, denunció presiones políticas en contra de los integrantes del TSE.

“Hace poco, cuando aprobamos lo de Lauca Ñ (la veeduría del congreso del MAS) al día siguiente nos han metido una denuncia, una querella penal por prevaricato (…) Que la sociedad juzgue a cada vocal. Sí se puede entrever que existen presiones políticas ¿por qué?, porque justamente somos vulnerables”, dijo Tahuichi.

Antes de la crisis política de 2019, estos dos órganos del Estado, que deberían ser independientes entre sí, jugaron un papel central en la habilitación de Evo Morales como candidato presidencial pese a estar prohibido por la Constitución. Esta vez, el Judicia y el Electoral vuelven a intervenir, aunque ahora no hay una confrontación entre el oficialismo y la oposición, sino entre los dos bloques masistas.

El presidente del TSE, Oscar Hassenteuffel, rechazó la injerencia partidaria, pese a las evidentes discrepancias internas. “Rechazo terminantemente cualquier idea que afirme o haga suponer que las discrepancias internas de un partido político cualquiera que sea estén influyendo en el accionar del TSE. Hasta donde puedo dar fe, ninguno de los miembros de la sala plena es militante de un partido político”, dijo este miércoles.

El Congreso

El Congreso del MAS, que debía concluir este jueves 5 de octubre, cerró este miércoles con la jura y proclamación de Morales. Los evistas adujeron altas temperaturas para acelerar las conclusiones, pero luego se supo que la justicia estaba actuando para paralizar el evento y que el apuro obedecía a esa acción.

Pese a haber salido la resolución de la sala constitucional de Santa Cruz, los evistas no se dieron por notificados y declararon que lo obrado es legal.

“Lamentablemente el gobierno de Lucho y David peor que el gobierno de facto, peor que los gobiernos neoliberales, hasta el último momento intenta que el Congreso sea postergado, desde La Paz, desde Sucre, Chuquisaca, desde Santa Cruz. Felizmente gracias a la unidad gracias a las delegadas, delegados el congreso terminó legal y oficialmente”, dijo Morales.

No faltó el evista que, incluso, aventuró que los dos vocales que decidieron en contra del congreso recibieron la oferta de ser enviados a cargos diplomáticos al extranjero.

Mientras el arcismo jugaba con el arma de la justicia, el evismo aprobada que “se da por conocimiento la autoexpulsión de Luis Arce Catacora y David Choquehuanca por no asistir al Congreso del MAS IPSP”.

Con ellos fueron expulsados una veintena de dirigentes intermedios, entre ellos la legisladora Deysi Choque, que interpuso una demanda ante el TCP sobre el estatuto del MAS, para quitarle a Morales su condición de líder natural y vitalicio de esa fuerza partidaria y para que no sea necesario acumular 10 años de militancia para ser candidato presidencial, requisito que dejaba fuera a Luis Arce.

“Ratificar el apoyo contundente consensuado legal y legítimo al hermano Evo Morales, como presidente de la dirección nacional del MAS IPSP”, indica la primera resolución del congreso. La segunda señala que “se confirma y declara por consenso como único candidato del bicentenario al hermano comandante Evo Morales Ayma”.

Sin embargo, la candidatura no es algo que esté cerrado porque, según la Ley de Organizaciones Políticas, deben celebrarse primarias antes de los comicios generales y ese podría ser otro escenario de disputa entre Morales y Arce.

Comparte:

Noticias

más leídas

Proyecto de Acceso a la Información prevé obligar a funcionarios a dar información en 15 días o pueden ser destituidos de sus cargos

Denuncian que tala de árboles en Ixiamas afecta suministro de agua de 60 familias

Por cada tonelada de oro extraído se utilizan al menos tres toneladas de mercurio

Proyecto de «Ley Bukele» empodera a los policías y prevé sentencias exprés incluso con grabaciones

Un grupo de activistas ambientales en Ixiamas trabaja contra la destrucción de la Amazonía

Asociaciones indignadas porque un policía ofreció 100 dólares para “resarcir” a periodistas agredidos

Una sentencia de la Corte IDH obliga al Estado a aprobar normativa de acceso a la información

Fracasa el diálogo convocado por Choquehuanca para decidir el futuro de las judiciales