Página Siete: ¿Se animará la prensa boliviana con un paro o bloqueo?

Opinión

|

|

Sumando Voces

Hernán Cabrera M.

Lo sucedido con los trabajadores de Página Siete desnuda -una vez más- la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran quienes son el sostén y el motor de una empresa: los recursos humanos.

Desde el primer momento, el empresario le dice “hay que ponerse la camiseta, sudarla” y claro uno ilusionado se dedica con pasión a esa responsabilidad. Hace horas extras, vive pensando en su trabajo, olvida a su familia, se endeuda cuando el sueldo se retrasa. Vive para ser un buen trabajador.

El empresario se alegra, le da algunos premios, mientras su patrimonio va creciendo y asegurándose su presente y futuro.

El periodista y escritor francés Pierre Lamaitre, en su best seller Recursos inhumanos, retrata esa situación. Una vez despedido de su hermosa fuente laboral, en la que ganaba muy bien, comete una locura sangrienta, que al principio era un simulacro, pero se convierte en un macabro juego de muerte.

Esto también refleja la situación indefensa del sector de la prensa: las organizaciones sindicales están divididas y debilitadas, además de cooptadas por el gobierno; el periodismo está dividido en dos grandes mitades: hay los periodistas del poder que se alegraron por el cierre de Página Siete y los otros periodistas de medios que no son del poder, que dijeron que apoyan a los ex trabajadores de Página Siete, ¿y si se piden una huelga o paro, los medios privados acatarán la medida?

Ni qué decir de la COB y de las COD, que están más preocupadas y alertas defendiendo al gobierno de turno, que luchando por los derechos laborales de sus cientos de miles de afiliados.

Ahí una reflexión filosófica: Pero no son solo las ocho horas, sino el otro mecanismo moderno de atarnos y que nos saquen el jugo al trabajo que nos tiene encapsulados y enjaulados. Cuando inicias tu aventura laboral, te reúnes con los jefes y recibes un rosario de recomendaciones e instructivas. Escuchas atentamente. Ese cantar o pedido empresarial de sudar la polera por el trabajo, de dar de uno para engrandecer a la institución, de dar todo por preservar la pega que tenemos, de sacrificarnos feriados, fines de semana u horas extras para concluir los pedidos, no significa otra cosa lo que el filósofo coreano Byung-Chul Han, en su ensayo La sociedad del cansancio, planteaba que existe una sutil forma de autoexplotación: “Así, el sujeto de rendimiento se abandona a la libertad obligada o a la libre obligación de maximizar el rendimiento. El exceso de trabajo y rendimiento se agudiza y se convierte en autoexplotación. Esta es mucho más eficaz que la explotación por otros, pues va acompañada de un sentimiento de libertad.  El explotador es al mismo tiempo el explotado. Víctima y verdugo ya no pueden diferenciarse”.

En este caso de los ex trabajadores de Página Siete no hay medias tintas: las organizaciones de periodistas deben asumir medidas más radicales, no solo contentarse con un comunicado, sino iniciar una cruzada nacional (paros, bloqueos, huelgas, marchas) por los derechos laborales de los trabajadores de la prensa del país y acciones más eficaces para que se la haga justicia a los compañeros de Página Siete, es decir, que los empresarios les paguen hasta el último centavo de sus salarios y beneficios sociales.

Lo contrario sería complicidades, miedos y simples saludos a la bandera. La solidaridad y el apoyo no son solo con comunicados -que los hubo- sino asumiendo derechos de la protesta y movilización, así deben entenderlos las asociaciones de periodistas, federaciones de la prensa, ni la nombro a la Confederación de Trabajadores de la Prensa, que hace años está de rodillas ante el poder de turno.

___________________________________________________________________________________________________________

Hernán Cabrera es periodista y ex dirigente sindical

Las opiniones de nuestros columnistas son exclusiva responsabilidad de los firmantes y no representan la línea editorial del medio ni de la red.

Comparte:

Noticias

más leídas

En el quinto día de bloqueo, más comunidades se suman a la medida en defensa de Tariquía

Rumbo al FOSPA: Las ciudades reciben lluvia y equilibrio climático de la Amazonía, pero ¿cómo retribuyen?

La mosca que cazó al águila (sobre María Corina Machado)

Paradojas de lo indígena en Bolivia

Tres fuerzas legislativas deciden retomar las judiciales con una Ley Corta, pero el Vice prefiere recurrir al TCP

Mujeres: trabajar para decidir

Paradojas de lo indígena en Bolivia

Violencia. Sustantivo femenino