¿Hay crisis o no hay crisis? Gobierno y experto polemizan tras encuesta de UNITAS

Democracia

|

|

Sumando Voces

Sumando Voces

Luego de conocerse la encuesta de UNITAS, en la que los consultados identifican a la crisis económica como el principal problema del país, el programa Hagamos democracia, de la red ERBOL, convocó a un representante del Gobierno y a un experto, quienes polemizaron sobre si existe no existe una situación de crisis en el país.

El director de planificación del Ministerio de Economía, Ariel Ibáñez, dijo que “nuestro país no tiene este cocktail molotov a punto de estallar o estallando que nos permitiría calificar a la economía del país como una economía en situación de crisis” y, por el contrario, criticó que la encuesta hubiera preguntado como si ya existiera una crisis en el país.

El funcionario reivindicó cuatro indicadores que, según dijo, son la prueba de que el modelo boliviano es envidiable. Dijo que el nivel de crecimiento, la baja inflación, el índice de desempleo y los parámetros de desigualdad sitúan a Bolivia mejor que otros países de la región.

El experto en temas económicos y exdirectivo del Banco Central de Bolivia, José Gabriel Espinoza, replicó que “la situación en la calle se siente muy distinta de lo que el Gobierno trata de mostrar con indicadores macroeconómicos”.

Dijo que el Gobierno está orientado a defender la economía del Estado y que ha olvidado a las familias y a las empresas.

Respecto al crecimiento, explicó que Bolivia fue uno de los países que más tardó en recuperar los niveles previos a la pandemia, que el desempleo está camuflado en la informalidad y que la inflación es producto del contrabando y los precios regulados.

Espinoza puso como ejemplo el precio de la papa, que entre 2021 y la actualidad, ha subido en 36%, mientras que Ibáñez replicó con la marraqueta, indicando que sigue costando 50 centavos. Pero, el analista Espinoza indicó que ahora las marraquetas son más pequeñas y que no llenan el estómago como antes.

“Salgan un poco de este octágono de variables, vean el gasto de las familias. Decía que la marraqueta está a 50 centavos, pero con cuánto peso tiene. El panadero ha enfrentado incremento de costos, por lo tanto, empieza a reducir el tamaño del pan”, replicó Espinoza.

Frente a esas afirmaciones, Ibáñez reconoció que existe “una sensación de crisis que es por la tortura que se hace de los datos económicos”.

Y si de sensaciones se trata, Espinoza dijo que “la economía son datos y también son expectativas y, lo que determina cómo va a ir la economía, son las expectativas de las personas”.

Espinoza hizo notar que sumando incertidumbre, preocupación y pesimismo, se llega a un porcentaje de 84% de bolivianos que ven el futuro con ojos negativos, según la encuesta de UNITAS. Esto quiere decir, según dijo, que van a gastar menos, que van a invertir menos y que van a ser propensos a entrar en conflictos.

Ibáñez, sin embargo, dice que estas percepciones obedecen a problemas mundiales.  “Estos resultados son parte de la percepción que tenemos todas las personas, es una percepción mundial, el mundo está en guerra, los bloques confrontados, no hay certidumbre, están hablando de una recesión prolongada en el mundo, este escenario es difícil no solamente para los bolivianos”, dijo sin aludir a los problemas internos del país.

De hecho, el representante del Gobierno considera que existe un problema de información y no un problema estructural. “El mensaje es informar a la población, no es propaganda, pero los principales organismos internacionales han resaltado los resultados que está logrando Bolivia en este período difícil”, dijo.

El único problema que reconoce Ibáñez es “la restricción de la balanza de pagos”, aspecto que Espinoza resume en carencia de dólares, que no ha podido ser solucionada ni con la ley de venta del oro.

“Lo que menciona Ariel es la falta de dólares, eso es la crisis de balanza de pagos. Nos hemos farreado las reservas en 15 meses de Gobierno, nos hemos comido el oro en tres meses, cuando el gobierno decía que era la solución al tema de balanza de pagos”, dijo.

 Ibáñez, para cerrar, insistió en que “el modelo es muy sólido a diferencia de lo que dice Gabriel (…) es un patrimonio de las bolivianas y bolivianos. Hoy Bolivia sienta las bases de un nuevo paradigma a nivel internacional”.

La encuesta de UNITAS estableció que el principal problema del país es la crisis económica, que existe sensación de preocupación, que el presidente Luis Arce hace un mal manejo de los problemas de Bolivia y que nueve instituciones estatales tienen nota de aplazo.

Comparte:

Noticias

más leídas

Persecución: Tres autoridades de la jurisdicción indígena de Zongo son procesadas por la justicia ordinaria por denunciar la minería ilegal

Nace el movimiento Guardianes del Guadalquivir para proteger la cuenca emblema de Tarija

Archondo: Cualquier atisbo de que Arce ha tomado una posición más moderada, podría permitirle a Morales atacarlo más

“Profundamente preocupado”, relator de la ONU pide al Estado boliviano dejar de perseguir a defensores ambientales

Día del niño y la niña para reflexionar: El primer trimestre hubo 14 infanticidios, uno cada seis días

Segundo informe: Veeduría Ciudadana detecta irregularidades en la habilitación de al menos ocho postulantes

Elecciones Judiciales: 28% de postulantes habilitados a la siguiente fase son mujeres y 72% son hombres

Juristas preocupados porque funcionarios, prorrogados y postulantes con graves denuncias están habilitados