En los últimos dos años, se han registrado al menos 10 ataques a radios yungueñas

Sin categoría

|

|

Sumando Voces

Robo de equipos, retiro de licencias de funcionamiento o la quema de instalaciones, son las vulneraciones que han venido atravesando distintas radios de los Yungas de La Paz en los últimos dos años, ya sea por su labor periodística u otras razones que atentan en contra de la libertad de expresión.

De acuerdo con un seguimiento de casos de parte del Observatorio de Defensores de Derechos UNITAS, son al menos 10 casos de ataques a medios de comunicación de los Yungas que se han registrado entre septiembre de 2021 y septiembre de 2023, en los que resalta un caso en particular: radio FM Bolivia, cuyo director es el periodista Galo Hubner Mamani.

Son varias las vulneraciones cometidas en contra de radio FM Bolivia. El 22 de septiembre de 2021, por ejemplo, asaltaron su oficina ubicada en el mercado de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) de La Paz. Se llevaron la consola, micrófonos y otras herramientas de trabajo.

Recientemente, este mismo medio fue retirado de estas oficinas. Ocurrió el pasado 14 de agosto, cuando encapuchados cerraron con candados la oficina en la sede de Adepcoca, arguyendo supuestas deudas de alquiler. En contacto con el Observatorio de Defensores de UNITAS, Mamani especificó que la operación de radio FM Bolivia en la sede Adepcoca históricamente fue a través del intercambio de servicios, pero en el último tiempo, de manera unilateral, se optó por exigir el pago de un alquiler.

Un último episodio que afrontó radio FM Bolivia fue en agosto pasado, cuando la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) le retiró su licencia de funcionamiento en un proceso que no está claro.

Bajo el argumento de que son emisoras que pertenecen a radio FM Bolivia, otras cuatro emisoras en los Yungas han sido afectadas con el retiro de su licencia de funcionamiento y el secuestro de sus equipos. Mamani mencionó que se trata de las radios Libertad e Integración de Coripata y dos radios ubicadas en La Asunta e Irupana.

En el caso de radio Libertad, se trata también del retiro de licencia, mientras que del resto se secuestró sus equipos bajo el argumento de ser ilegales y replicar el contenido de radio FM Bolivia. El argumento de la ATT, de acuerdo con la explicación de Mamani, es que estas emisoras pertenecen a radio FM Bolivia, situación que negó el periodista, pues estas radios, más al contrario, sólo replican el contenido que genera radio FM Bolivia en sus redes sociales o su señal en Internet, pero no son de su propiedad.

“En los Yungas hay varias radios que bajan la señal de radio FM Bolivia y en su momento también de radio Yungas. Pero la ATT sólo nos involucra a nosotros. Hay radios cristianas que se cuelgan de nuestra señal, también (hay otras radios) en la ciudad de La Paz, y hay medios nacionales que usan nuestras imágenes. Entonces para la ATT ¿estas radios y canales pertenecen a radio FM Bolivia? Somos muy activos en redes sociales y muchos utilizan nuestro contenido y difícil hacer el control de que usan o bajan nuestra señal a través de Internet, porque es abierto”, explicó Mamani, para quien estas acciones no tienen otro fin que afectar a la emisora por razones políticas.

Cartas enviadas a la ATT por las organizaciones y comunidades campesinas y agrarias de Irupana demuestran que a partir de sus equipos retransmitían algunos programas de FM Bolivia y de otras emisoras, con la única finalidad de estar informados.

“No es la única radio de la que republicamos programas, también lo hacemos de otras emisoras incluso de la ciudad de La Paz, por los noticieros nacionales y programas deportivos repetimos con la única intención de estar informados”, se lee en una misiva dirigida al director de la ATT, Nestor Ríos.

Incluso, un comunario de nombre Crisóstomo Balderas de la comunidad de Callisaya indicó que la ATT llegó al lugar para secuestrar equipos de una emisora arguyendo que era de FM Bolivia. «Pegaron una notificación en la puerta que decía radio FM Bolivia, pero no es esa radio, se han confundido”, denunció, según un reporte de ANF.

El Observatorio de Defensores de UNITAS intentó comunicarse con la ATT para conocer su versión en torno a la situación de radio FM Bolivia y estas otras radios yungueñas, pero no obtuvo respuesta.

Casos de ataques a radios yungueñas

Hubo otros casos de ataques a medios yungueños. En septiembre de 2022, radio Libertad de Coripata tuvo cortes en su emisión, debido al derribo de un poste de tendido eléctrico que alimentaba a la planta de transmisión de esta radioemisora.

El 31 de diciembre de 2022, radio Melodía Yungueña de Chulumani sufrió un atentado en el que prendieron fuego a sus equipos. Según Luis Ferrufino, propietario del medio, la quema se dio luego de que la ATT comisara equipos de radios ilegales.

El mismo 31 de diciembre, las estaciones de transmisión de radio Red Yungueña y radio Jallalla Coca, ambas de Chulumani, también fueron quemadas. El atentado ocurrió cerca a la media noche, cuando se aprestaba a recibir el nuevo año.

Ataques a otros medios de comunicación

No sólo las radios de los Yungas han sufrido ataques o atentados. De acuerdo con los datos del Observatorio de Defensores de UNITAS, radio Panamericana también sufrió la toma ilegal de sus instalaciones en Achachicala por parte de comunarios que provocaron la destrucción de muros y cables eléctricos en enero de 2022.

Radio Metropolitana sufrió algo similar recientemente. El 9 de septiembre pasado, el medio sufrió la ocupación ilegal de su infraestructura en la zona de Villa Ingenio en la ciudad de El Alto. Avasalladores violentaron la puerta y depositaron ladrillos para ocupar el espacio.

En abril de 2022, radio Juan XXIII de San Ignacio de Velasco en Santa Cruz sufrió el ataque de un poblador que prendió fuego a sus instalaciones, debido a que no fue aceptado un anuncio que pretendía difundir por la emisora.

En noviembre de 2022, con motivo de las protestas por el Censo, un grupo de manifestantes que elevaban consignas en favor del Comité Cívico de Santa Cruz intentaron tomar las instalaciones de Bolivia TV y en enero de 2023, por similar situación, el canal estatal dejó de emitir su señal en ese departamento por el amedrentamiento y amenazas que sufrieron los trabajadores, en medio de las protestas por la detención del gobernador Luis Fernando Camacho, según la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón.

A estos ataques o atentados, se suman también los ejecutados a través de la vía digital. Medios como la Agencia de Noticias Fides, Cabildeo, Erbol, Página Siete y Bolivia Verifica sufrieron ataques entre 2022 y 2023 relacionados con el robo de credenciales de correos electrónicos o de cuentas en redes sociales. En el caso del último, sufrió un ataque que borró casi 5.000 notas producidas por el sistema.  

Comparte:

Noticias

más leídas

Proyecto de Acceso a la Información prevé obligar a funcionarios a dar información en 15 días o pueden ser destituidos de sus cargos

Denuncian que tala de árboles en Ixiamas afecta suministro de agua de 60 familias

Por cada tonelada de oro extraído se utilizan al menos tres toneladas de mercurio

Proyecto de «Ley Bukele» empodera a los policías y prevé sentencias exprés incluso con grabaciones

Un grupo de activistas ambientales en Ixiamas trabaja contra la destrucción de la Amazonía

FENTRAB conmemora su XII aniversario con una marcha y a la expectativa de un acercamiento con el Gobierno

Intentaron detener operativo del Sernap contra minería ilegal en Parque Cotapata

Tras trifulca, Cámara Baja aprobó tres préstamos internacionales; oposición denuncia a «traidores»