Asociaciones de la prensa repudian presión de ATT y “vendetta política” para cierre de Radio FM Bolivia

Democracia

|

|

Sumando Voces

En una anterior ocasión, la radio fue silenciada temporalmente.

Brújula Digital

La Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB) y la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) denunciaron este sábado que el “acoso sistemático” de la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) obligó al cierre de Radio FM Bolivia de Chulumani, en los Yungas de La Paz, como una “vendetta política” por su línea editorial independiente.

El director de ese medio de comunicación, Galo Hubner, anunció el viernes el fin de sus emisiones debido a que la ATT les impuso una multa de 21.698 bolivianos (8.750 UFV) supuestamente porque la señal de la radio superó su área de cobertura en ocho kilómetros con 69 metros.

“Como ANPB y APLP expresamos nuestra solidaridad con Radio FM Bolivia, destacamos los esfuerzos que el personal y plantel ejecutivo desplegaron desde hace varios meses para resistir el acoso de la ATT contra este medio de comunicación”, señala un comunicado conjunto de la ANPB y APLP.

El viernes, Hubner denunció que la emisora yungueña era la más escuchada en la región de los Yungas y sus programas o noticieros eran retrasmitidos por otras emisoras comunitarias. Fue importante “sacar a la luz los problemas” que enfrentan los municipios de la región y sobre todo del movimiento cocalero.

El directivo también denunció que Radio FM Bolivia cerró sus emisiones “por tiempo indefinido” y denunció que sufrió acoso gubernamental en los últimos dos años, desde activación de procesos judiciales, multas pecuniarias hasta el secuestro de equipos, todas lideradas por la ATT.

Ambas asociaciones de prensa recuerdan que en agosto de 2023 la ANPB y “las nueve asociaciones departamentales de periodistas denunciamos que la ATT revocó la licencia de la Radio FM Bolivia de Chulumani, Yungas, de manera autoritaria como una vendetta política porque esta emisora tiene una línea editorial independiente y represalia por su labor informativa durante los conflictos entre productores cocaleros y el Gobierno, no solo en la gestión de Luis Arce, sino en el periodo de Evo Morales”.

Aunque esa medida fue revocada porque se demostró que era totalmente arbitraria, no cesó el acoso de la ATT que desplegó visitas constantes, objetó la legalidad de su licencia de funcionamiento, rechazó sus boletas de garantía y congeló sus cuentas bancarias, entre otras medidas autoritarias.

“A tiempo de expresar nuestra preocupación por el anuncio de cierre de Radio FM Bolivia, demandamos a las autoridades de la ATT levantar las multas y cesar la presión sobre ese medio de comunicación a fin de garantizar la continuidad de sus emisiones”, añade el comunicado.

Aseguran que Radio FM Bolivia es garantía de ejercicio de la libertad de expresión y de prensa, además del derecho de acceso a la información en la región de los Yungas del departamento de La Paz.

Advierten que “cualquier tipo de restricciones indebidas, arbitrarias o desproporcionadas que atentan contra el normal desarrollo de los medios de comunicación y del trabajo periodístico son contrarias a los estándares internacionales que garantizan la libertad de expresión y de prensa”.

También te puede interesar:

Comparte:

Noticias

más leídas

Avalancha de apoyo y reconocimiento de la sociedad civil a los guardaparques ante el juicio penal iniciado por un minero

Evidencian en la CIDH que defensores de derechos en Bolivia enfrentan “serios problemas” de protección estatal

Consejo Ciudadano de Personas con Discapacidad presenta propuesta de política pública para una educación inclusiva

Propuesta de política pública para personas con discapacidad sienta sus bases en tres ejes fundamentales

Se hizo justicia: Los guardaparques son absueltos tras un contundente apoyo de la sociedad civil

¿Dónde va el Legislativo tras el pugilato en el hemiciclo y el desbande de la oposición?

Hay 25 postulantes a magistrados, entre ellos un vocal designado por Arce

En el territorio mojeño ignaciano, el censo se extenderá por tres jornadas