Análisis: Entre un Gobierno que relativiza los incendios y una Gobernación que brilla por su ausencia

Desarrollo

|

|

Mery Vaca

Entre un Gobierno que no ve la magnitud de los incendios y una Gobernación de La Paz que no hace acto de presencia en las comunidades afectadas, los desesperados pedidos de ayuda de los indígenas y demás vecinos caen en saco roto.

El fin de semana se quemó parte de la comunidad Tacana de Buena Vista, este lunes el fuego sigue asediando a otras comunidades del Parque Nacional Madidi, mientras que los vecinos de San Buenaventura y Rurrenabaque tuvieron que luchar contra el fuego hasta altas horas de la noche para que no llegue al área urbana.

Pese a esa situación, el Gobierno dice que los incendios están controlados, que el fuego no es de magnitud y que todo luce normal en la comunidad de Buena Vista.

Pese a la crítica situación en el norte del país, el presidente Luis Arce no ha hecho un pronunciamiento sobre el tema el fin de semana, cuando distribuyó sus tuits entre saludos a la Miss Bolivia y a poblaciones que estaban de aniversario.

Este lunes finalmente el mandatario escribió lo siguiente: “La atención ante los incendios es inmediata y oportuna. Hasta el momento movilizamos 4.882 bomberos forestales y 53 unidades militares a nivel nacional, logrando apagar 128 incendios en el país. Combatimos el fuego por tierra y aire, desplazando siete helicópteros y efectuando 625 descargas de agua”. Acompañó su texto con fotos de la logística gubernamental en torno a la emergencia.

El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, dijo este domingo que “no son incendios de magnitud, no son incendios descontrolados. Los mismos están siendo combatidos en la misma proporción de tiempo en que se van presentando”.

Es más, lanzó sus dardos en contra de los supuestos culpables, entre ellos mencionó a las ONGs ambientalistas que están ayudando a las comunidades a enfrentar la emergencia. «Hay muchos intereses de por medio, que son desde políticos, económicos e incluso de algunas ONG que trabajan en el sector ambientalista y utilizan este tipo de situaciones para ganar rédito», dijo el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes.

Este lunes, Calvimontes reconoció que hay siete incendios activos en Santa Cruz, Beni y La Paz, aunque reiteró que no son de magnitud.

Con todo, existe un helicóptero asignado por el Gobierno a la zona de San Buenaventura que está contribuyendo a apagar los incendios, pero que, según las autoridades locales, no es suficiente, por lo que piden el envío de al menos otro aparato.

Gobernación ausente

Los que no han aparecido por el lugar son los funcionarios de la Gobernación de La Paz, pese a que los incendios ocurren en territorio del norte de este departamento.

El secretario municipal administrativo de San Buenaventura, José Manuel Pinto, dijo a Sumando Voces que “presencia humana por parte de la Gobernación no tenemos”, aunque hace tiempo entregó tanques y politubos.

El vicepresidente de la Central de Pueblos Indígenas del Norte de La Paz, Lino Illimuri, dijo que al gobernador Santos Quispe no le importa la Amazonía. “Estamos pidiendo ayuda a la Gobernación, lamentablemente tenemos un Gobernador (Santos Quispe) que poco a nada le importa la Amazonía, se están quemando áreas protegidas, el Parque Madidi, territorios indígenas, y no hay ningún tipo de ayuda por parte de la Gobernación”, dijo a este medio el fin de semana.

Los que están poniendo sus energías para apagar los incendios son los propios habitantes de la zona, que han salido con baldes y todo lo que encontraron a su paso para controlar el fuego y evitar una tragedia en San Buenaventura.

Exigencia al Gobierno

Entre tanto, diversas instituciones y organizaciones de la sociedad civil se pronunciaron exigiendo al Gobierno que declare emergencia nacional y en algunos casos pidieron declaratoria de desastre para acceder a fondos y ayuda externa.

Este lunes diversas organizaciones de la sociedad civil emitieron un petitorio de 22 puntos exigiendo la atención de la emergencia y la declaratoria de desastre nacional, a la vez que se autoconvocan a una marcha nacional para este lunes por la tarde.

«Demandamos Declaratoria de Desastre Nacional, no se concibe tanta indolencia del Gobierno, los Ministerios correspondientes y los gobiernos subnacionales, a quienes se les deberá hacer procesos por incumplimiento de deberes en el marco de la Ley 602 y los derechos humanitarios por minimizar la gravedad de la situación, provocando pérdidas y daño económico, crimen ambiental y atentado a la salud pública», dice el primer punto del pliego petitorio, promovido por el colectivo Bosques y Aguas, el colectivo Rebelión o Extinción, entre otros.

La Universidad Mayor de San Andrés demandó al presidente Arce que le dé prioridad al tema. “Señor Luis Arce, estamos en un momento crucial, arde nuestra Madre Tierra, miles de hectáreas de bosque se están consumiendo por el fuego, nuestros animales y nuestras plantas se están quemando. No hay palabras que describan el dolor y la impotencia frente a tanta destrucción, no podemos ser cómplices de esta tragedia, debemos apostar por la defensa de la vida, la naturaleza y su biodiversidad”, dice el comunicado de la universidad pública de La Paz.

“Desde la Universidad Mayor de San Andrés le pedimos que, como primera autoridad del país, pueda instruir a las entidades del Gobierno nacional dar máxima prioridad a esta catástrofe, enviando toda la ayuda posible para poner fin al sufrimiento en estas poblaciones y de la naturaleza misma, incluso ver acciones preventivas y normativas para el futuro porque no podemos dejar un mundo de cenizas y contaminación a nuestros hijos y nietos”, indica parte del documento.

La Coordinadora Nacional de Defensa de los Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas de Bolivia (Contiocap) criticó la relativización de la emergencia causada por el fuego.

“En fecha 11 de noviembre, el Viceministro de Defensa Civil, minimiza la cantidad de incendios a solo seis en todo el país, y que en la región de Rurrenabaque y San Buenaventura el 70% de incendios habrían sido supuestamente controlados, sin mencionar los incendios dentro del Parque Nacional Madidi (…) Esto demuestra que desde el Gobierno existe una intención de invisibilizar la situación calamitosa que estamos viviendo los Pueblos Indígenas debido a la sequía y los incendios”, dice el pronunciamiento de Contiocap.

“Ahora más que nunca es urgente que el Gobierno central haga una declaración de desastre nacional por incendios y sequía, y que los apoyos y ayudas que recibamos no se utilicen políticamente y sean para erradicar los incendios y no para supuestos proyectos del Gobierno como reforestación. Porque no es racional quemar bosques primarios para sembrar monocultivos”, dijo la Contiocap.

Comparte:

Noticias

más leídas

Proyecto de Acceso a la Información prevé obligar a funcionarios a dar información en 15 días o pueden ser destituidos de sus cargos

Denuncian que tala de árboles en Ixiamas afecta suministro de agua de 60 familias

Por cada tonelada de oro extraído se utilizan al menos tres toneladas de mercurio

Proyecto de «Ley Bukele» empodera a los policías y prevé sentencias exprés incluso con grabaciones

Un grupo de activistas ambientales en Ixiamas trabaja contra la destrucción de la Amazonía

Rumbo al FOSPA: Indígenas piden titulación de tierras para proteger el 80% de la Amazonía hasta 2025

En el quinto día de bloqueo, más comunidades se suman a la medida en defensa de Tariquía

CEDLA: Potencial de producción de cocaína subió hasta 140 t según la UNODC y hasta 312 t según EEUU