Análisis: El mensaje del triunfo de ultraderechista Milei y los ecos en Bolivia

Sin categoría

|

|

Sumando Voces

Sumando Voces/ Foto: La Nación

El triunfo del ultraliberal Javier Milei en las primarias de Argentina habla de un hartazgo ciudadano frente a la clase política tradicional, sobre todo del kirchnerismo y su desastrosa gestión económica, según analistas consultados por Sumando Voces.

Esto, sin embargo, puede representar un riesgo para Argentina y para la región, ya sea por sus propuestas disruptivas y conservadoras, o por su intolerancia con los adversarios políticos.

Milei, por ejemplo, considera que la justicia social es una aberración y así lo hizo saber en su discurso de cierre de la jornada electoral del domingo pasado. “Esa aberración llamada justicia social que es injusta porque implica un trato desigual ante la ley y porque esta precedida de un robo”, dijo. El político, además, está en contra de la educación gratuita y obligatoria, a favor de la libre portación de armas y habló de permitir la venta de órganos humanos porque “mi primera propiedad es mi cuerpo”.

El politólogo boliviano Vlady Torrez considera que el surgimiento del fenómeno se debe a la mala gestión económica en Argentina. “Me parece que es un cúmulo de frustraciones de tantos años de gobierno kirchnerista y que decanta en Milei, que tiene un discurso populista de derecha”, analiza.

Indica que, si bien él se autocalifica como anarcocapitalista, “en varios aspectos es un populismo de derecha que apela a la emocionalidad, al sentimiento de revancha, a descalificar, a destruir al antiguo sistema, destruir a la casta gobernante, es un aspecto muy emocional que ha sido clave para su crecimiento”.

El analista internacional José Rafael Vilar califica el fenómeno como interesante y complicado. “Interesante porque rompió con los esquemas del bipartidismo en Argentina, de las dos tendencias, el peronismo y el antiperonismo”, y “complicado porque las medidas que propone son medidas radicales libertarias”, lo que implica que apuesta un cambio diametralmente opuesto a las posiciones de los dos sectores en pugna.

Entre sus propuestas figuran la dolarización de la economía, privatización de las empresas públicas y, tal vez la más sorprendente, cerrar el Banco Central, al que literalmente dijo que quiere dinamitar.

El especialista considera que el surgimiento de Milei en la escena electoral representará “casi seguro el final del kirchnerismo”, que llegó al poder hace más de 20 años y que en las recientes primarias ha perdido peso incluso en sus reductos.

Este domingo se celebraron en Argentina las elecciones primarias, conocidas como las PASO, en las que Milei se convirtió en el candidato presidencial más votado, con el 30% de la preferencia, lo que lo ubica como el favorito para las elecciones de octubre, cuando competirá con Patricia Bullrich, de Juntos por el Cambio (Macrismo), y con el oficialista Sergio Massa.

En las internas, Bullrich, considerada de centro derecha, se impuso a Horacio Rodríguez Larreta, mientras que Massa le ganó a Juan Grabois.

Respecto a las propuestas disruptivas de Milei, el politólogo Torrez considera que “muchas son de discurso y de propaganda; pienso que sería imposible que las cumpla, algunas serían una locura, mucha gente lo apoya sin conocer a fondo su propuesta y sin aprobar sus medidas, como por ejemplo el cierre del Banco Central, la eliminación de la educación pública, la dolarización de la economía”.

Milei se suma, con su irrupción en la política regional a otros perfiles populistas de diverso signo, como Donald Trump en EEUU, Jair Bolsonaro en Brasil y Nayib Bukele en El Salvador.

Pero, la pregunta es si este movimiento ultraliberal tendrá algún eco en Bolivia. Hay quienes, por ejemplo, aseguran que las condiciones están dadas para el surgimiento de un Milei boliviano.

El analista Vilar considera que el surgimiento de Milei en Argentina fue posible porque había una oposición establecida, en cambio en Bolivia “realmente no hay una oposición, hay muchas oposiciones, además son incompatibles entre ellas, no están unificadas ni al interior de ellas”.

El politólogo Torrez tampoco ve en Bolivia algún perfil que se acerque a Bukele o a Milei, sino el surgimiento de “apariciones regionales muy tibias”, como la de Vicente Cuellar en Santa Cruz o Damián Condori en Chuquisaca, aunque sus posturas son de concertación y no de confrontación.

Comparte:

Noticias

más leídas

Persecución: Tres autoridades de la jurisdicción indígena de Zongo son procesadas por la justicia ordinaria por denunciar la minería ilegal

Nace el movimiento Guardianes del Guadalquivir para proteger la cuenca emblema de Tarija

Archondo: Cualquier atisbo de que Arce ha tomado una posición más moderada, podría permitirle a Morales atacarlo más

“Profundamente preocupado”, relator de la ONU pide al Estado boliviano dejar de perseguir a defensores ambientales

Día del niño y la niña para reflexionar: El primer trimestre hubo 14 infanticidios, uno cada seis días

FENTRAB conmemora su XII aniversario con una marcha y a la expectativa de un acercamiento con el Gobierno

Intentaron detener operativo del Sernap contra minería ilegal en Parque Cotapata

Tras trifulca, Cámara Baja aprobó tres préstamos internacionales; oposición denuncia a «traidores»